Un inconfundible Elton John cautiva en España

Unos lo adoran, otros no tanto. Pero ni unos ni otros podrán negar que es un grande de la música de este siglo y –sobre todo– del pasado y que de su puño han salido algunas de las mejores canciones de la historia contemporánea. Por esas y otras razones, casi 6.000 personas pagaron entre 60 y 215 euros por escucharlo y verlo frente al piano una vez más y, probablemente, la última en Málaga. Sir Elton John ha anunciado que baja el ritmo, que casi 50 años de carrera y más de 4.000 conciertos ya son suficientes, que ahora le toca estar con la familia. Y todo eso, unido a que esta era su única cita en Andalucía, hacía que la de anoche fuera una cita muy especial.

El ‘caballero británico’ ofreció en el Martín Carpena la mejor versión de sí mismo, la que le llevó a lo más alto. Enfundado en una levita azul marino con sus iniciales bordadas en cristales a la espalda, muy de su estilo, retrocedió 40 años en el tiempo para recrearse en la década dorada de los 70, de discos como ‘Madman across the water’, ‘Goodbye yellow brick road’ o ‘Caribou’. Ya lo avisaban las proyecciones que recibían al acceder al pabellón: “Follow the yellow brick road”. Y todos siguieron el camino de baldosas amarillas desde el mismo momento en el que, entre la euforia del público, sonaron los primeros acordes de ‘The bitch is back’ y continuó con ‘Bennie and the Jets’. Empezó roquero, con energía, subiéndose al piano para saludar al aforo y azuzando al público con las manos para que gritara aún más.

No faltaron ‘Tiny Dancer’, la preciosa ‘Daniel’ y ‘Goodbye yellow brick road’ (ambientada con una proyección animada y colorista de fondo), seguida de un brillante solo de piano que encadenó sin pausa con ‘Rocket man’. Ahora sí volvía la banda. Todo años 70, poquísimas concesiones a otras décadas de su larguísima carrera. Como ‘I guess that’s why they call it the blues’ y ‘Sad songs’, de los ochenta. No estaban en el repertorio de sus últimos conciertos en Europa, pero en Málaga lo hizo: ‘Circle of life’ y ‘Can you feel the love tonight?’ (de la banda sonora del ‘Rey León’) sonaron como si fueran una y con él solo al piano. Pero la más cantada, coreada y vitoreada fue, como era de esperar, ‘Your song’ para terminar.