60 alcaldes visitan el Vaticano y piden “acuerdo audaz sobre el clima”

El cambio climático es real, creado por el hombre y debe ser detenido como un imperativo moral, declararon el martes alcaldes de diversas partes del mundo durante una reunión en el Vaticano destinada a anunciar nuevas medidas para combatirlo y aprovechar la popularidad del papa Francisco como ecologista.

La Santa Sede invitó a los 60 alcaldes a una conferencia de dos días para mantener la presión sobre los líderes mundiales antes de las negociaciones en torno al clima a efectuarse en París este año. En la reunión también se buscó promover la encíclica de Francisco sobre el medio ambiente, que critica lo que llama una economía mundial basada en los combustibles fósiles que explota a los pobres y destruye la Tierra.

Uno a uno, los alcaldes hicieron fila para firmar una declaración final en la que se afirma que “el cambio climático inducido por los seres humanos es una realidad científica, y su control efectivo es un imperativo moral para la humanidad”.

El pontífice dijo en la reunión que tiene “muchas esperanzas” de que las negociaciones en París tengan éxito, pero también les advirtió a los alcaldes: “Ustedes son la conciencia de la humanidad”.

Desde hace tiempo los expertos han dicho que las ciudades son cruciales para reducir el calentamiento global debido a que las áreas urbanas generan casi tres cuartas partes de las emisiones de gases producidos por los seres humanos. Alcalde tras alcalde hicieron una exhortación individual el martes para que el mundo modifique sus hábitos.

En una intervención en que recibió fuertes aplausos, el gobernador de California, Jerry Brown, denunció a los escépticos del calentamiento global que dijo “engatusan” al público y a los políticos con información falsa para convencerles de que el planeta no se está calentando. California ha implementado los estándares contra emisiones de gases de efecto invernadero más estrictos en Norteamérica.