Supuestas víctimas de ataques sexuales de Bill Cosby son tapa de revista

¿Cuántas son? ¿Quiénes son? Tras meses de acusaciones contra el actor Bill Cosby, la revista New York reunió a 35 de sus presuntas víctimas, dando la palabra a estas mujeres que acusan a la exestrella de televisión de haberlas drogado y agredido sexualmente.

Algunas de las acusaciones datan de los años ’60; las más recientes, de los años 2000. Las 35 mujeres, fotografiadas en la tapa de la revista, eran entonces modelos, meseras, actrices en sus comienzos o posaban para la revista Playboy.

Algunas eran menores de edad, otras le habían sido presentadas a Cosby por su publicista. Las que entonces eran más jóvenes tienen hoy cerca de treinta años, la mayor tiene 80.

Pero muchas callaron los presuntos hechos durante años.

“Podría haber caminado por cualquier calle de Manhattan y dicho en cualquier lugar: ‘Fui violada y drogada por Bill Cosby’, pero ¿quién en el mundo me habría creído? Nadie”, cuenta a la revista Barbara Bowman, de 48 años. Conoció a Cosby en los años ’80, cuando tenía 17 años e intentaba convertirse en actriz.

En esa época, el actor y director era la estrella de “The Cosby Show”, una serie de comedia sumamente popular donde él interpretaba al amoroso padre con el que el público aún lo identificaba antes de que estallara el escándalo a fines del año pasado.

Otra de sus supuestas víctimas contó que sufría un fuerte dolor de cabeza y le preguntó a Cosby si tenía un analgésico. “Contestó: ‘Tengo algo mucho más fuerte’. Le dije: ‘Sabes, no tomo drogas’. Me dijo: ‘Eres una de mis mejores amigas, ¿crees que te voy a hacer daño?’. Y le creí”, explicó Joyce Emmons, de 70 años. Eran los años ’70 y trabajaba entonces en clubes nocturnos.

La revista afirmó que había identificado a un total de 46 víctimas, algunas de las cuales contaron que fueron contactadas por otras mujeres también abusadas, pero que aún no habían hecho pública su historia.

Cosby, de 78 años, rechaza todos los alegatos de agresión sexual y nunca fue inculpado, porque muchos de los hechos de los que se le acusa ya han prescrito.