Chile “pretende tergiversar” voluntad de diálogo con Bolivia, dice Carlos Mesa

El expresidente y vocero de la causa marítima, Carlos Mesa, afirmó el martes que Chile “pretende tergiversar” la oferta de diálogo para resolver la demanda boliviana de un acceso soberano al Pacífico con el papa Francisco como garante.

“La propuesta formal que hizo el presidente Morales de una reapertura de relaciones con la garantía del papa para resolver en cinco años el tema del acceso soberano al mar es una demostración de una voluntad de diálogo inequívoca que ahora el canciller de Chile pretende tergiversar”, declaró Mesa a los medios.

Según el exgobernante, el canciller de Chile, Heraldo Muñoz, también “pretende pasar por alto” que la demanda planteada por Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya es otra búsqueda de diálogo para resolver la histórica controversia.

Bolivia pidió a la CIJ en 2013 un fallo que obligue a Chile a negociar de buena fe y en firme su reclamo de una restitución del acceso al Pacífico, que perdió en una guerra en 1879 ante las tropas chilenas que ocuparon el territorio boliviano.

“No es verdad el tema de que Bolivia esté en una actitud agresiva, sino, por el contrario, Bolivia ha plantado una posición de diálogo”, insistió Mesa, que respondió de esa forma a unas declaraciones del ministro chileno de Exteriores.

El Gobierno de Chile puso en duda el restablecimiento de las relaciones con Bolivia a raíz de las últimas afirmaciones del presidente Morales, que amenazó con expulsar al cónsul chileno en La Paz, Milenko Skoknic, por reunirse con políticos opositores.

Morales comentó al diario El Deber que Skoknic estuvo viajando a todos los departamentos de Bolivia para reunirse con autoridades y con dirigentes y que no sabía si declararlo “persona non grata”, pero advirtió que analizaría profundamente el caso.

Al respecto, Muñoz sostuvo en una conferencia de prensa que Bolivia respondió a la propuesta chilena de diálogo con una amenaza y aseguró que el Gobierno boliviano no tiene “voluntad política” para retomar las relaciones diplomáticas.

“Todo tiene un límite y esto ha ido escalando”, apuntó el jefe de la diplomacia chilena, que agregó: “¿Qué más se puede decir? Nos vemos en La Haya”, en referencia a la demanda marítima interpuesta por Bolivia en ese tribunal.