Florida el nuevo imán para la industria del cine porno en Estados Unidos

Las normativas más restrictivas en California, la meca del cine porno en Estados Unidos, y las nuevas tecnologías –que facilitan la apertura de pequeñas productoras de este género– están convirtiendo a Florida en un atractivo lugar para la industria del porno.

La cifra de permisos para filmar películas de “contenido adulto” cayó de los 480 registrados en 2012 a los 36 en 2014, según FilmL.A., una organización sin fines de lucro que analizó los permisos de rodaje para la ciudad y el condado.

La industria en California sufrió dos grandes impactos en los últimos años: la piratería en internet y una regulación más estricta que obliga a los actores porno a utilizar preservativo desde 2012.

La nueva industria del porno en Florida ha sido tema central del documental “Hot Girls Wanted” producido por Rashida Jones, en el que muestra el día a día de un grupo de veinteañeras que quieren convertirse en estrellas del cine porno.

“No es casual que Los Ángeles sea un centro de porno y, quizá ahora Miami, se convierta en el siguiente. Hay glamour, hay dinero, es donde está la gente famosa, todo el mundo cree que puede vivir su sueño”, explica a BBC Mundo Mary Ann Franks, coproductora del documental.

Según dice Dan Miller, uno de los editores de la publicación especializada en el sector Xbiz, en Miami hay varios estudios que cuentan con un “exitoso nicho” de sitios web, así como varios productores independientes que se han establecido en Florida.

Miller, que apunta que todavía la mayoría del porno se produce en California, comenta que “la industria del porno ha mantenido una presencia consistente durante más de una década en Florida”.

En total entre estudios y websites, en Florida se produce entre el 20-25% del porno de Estados Unidos. Lo que lo convierte en el segundo mayor mercado.

BBC