Condenan a una mujer a cadena perpetua por un ataque con ácido en Camboya

Un tribunal camboyano condenó este lunes a una obrera textil a cadena perpetua por haber matado a una mujer, por celos, atacándola con ácido.

La acusada fue arrestada en marzo tras haber lanzado ácido a una guardia de seguridad de 20 años, que murió dos semanas después por las graves heridas que sufrió.

Durante su juicio, la obrera, de 40 años, confesó que estaba “disgustada porque la mujer mantenía una relación amorosa con su esposo”. Fue condenada a cadena perpetua por “homicidio voluntario con ácido”.

Este tipo de venganza no es inusual en Camboya, donde se consigue con facilidad agentes corrosivos.

El gobierno adoptó en 2012 una ley que castiga más severamente a los autores de este tipo de ataques. Bajo esta nueva jurisdicción, las penas van de 20 años de cárcel a cadena perpetua.

De acuerdo a la asociación de supervivientes camboyanos de ataques con ácido (CASC), desde 1694 se han registrado unas 420 agresiones de este tipo en todo el país.

AFP