Los “héroes” que evitaron masacre serán condecorados con la Legión de Honor francesa

Los tres jóvenes estadounidenses que el viernes evitaron una masacre en el tren Amsterdam-París, regresaron a su país como “héroes”. Alek Skarlatos, Spencer Stone y Anthony Sadler, amigos de la infancia, se encontraban de vacaciones en Europa cuando el atentado los sorprendió en el servicio ferroviario de Thalys.

El presidente estadounidense, Barack Obama, se refirió a los “actos heroicos” de sus tres conciudadanos, apoyados por un británico, Chris Norman, y un francés, que lograron controlar al joven marroquí armado que pretendía matar a los pasajeros. Al parecer, el arma del terrorista se bloqueó y eso les permitió dominarlo. El secretario de Estado, John Kerry, dijo que estaba “increíblemente orgulloso de los tres héroes estadounidenses”.

“Vi que un tipo entraba al tren con un AK 47 y una pistola. Me volví hacia Spencer y le dije ‘¡vamos, vamos!’. Spencer agarró al tipo por el cuello, yo me apoderé del fusil y lo empujé, antes de tomar el AK”, relata Skarlatos, de 22 años y miembro de la Guardia Nacional de Oregón. Hace poco había vuelto de una misión de nueve meses en Afganistán. “Claro que estábamos asustados, pero creo que la adrenalina asumió el control”, admitió.

Stone, de 23 años, también es militar, soldado raso de la Fuerza Aérea, originario de California. Fue herido y está internado, pero fuera de peligro. Sadler, de la misma edad, estudia en California. “No soy más que un estudiante. Vine a ver a mis compinches en mi primer viaje por Europa y detuvimos a un terrorista. ¡Es bastante loco!”, dijo el joven.

El cuarto integrante del episodio es Chris Norman, un consultor británico de 62 años que viajaba en el mismo vagón y que se sumó a los jóvenes estadounidenses para intentar dominar al atacante. “Intervine sobre el final e imagino que ayudé a neutralizar al tipo”, contó. “Podría haber sido una carnicería, sin dudas”, agregó.