Ausencia de embajadores en cuatro países pone en riesgo cooperación internacional

La presidenta de la comisión de política internacional en la Cámara de Senadores, Patricia Gómez, advirtió que si no se reponen embajadores en Paraguay, España, Brasil y el Vaticano, el país puede verse perjudicado. Pide que este tema sea prioridad para el Estado, ya que de no ser así, muchos proyectos quedaran rezagados o, en su caso, suspendidos.

La más reciente renuncia fue presentada por el embajador de Bolivia en Paraguay, Rosendo Alpiri, cuya decisión se debió a haber sido involucrado en los hechos de corrupción al interior del denominado Fondo Indígena. Siguió la renuncia de Armando Loaiza, embajador de Bolivia en el Vaticano, quien también presentó su renuncia tras polémicas declaraciones que realizó a un medio chileno. Desde el 30 de abril de este año, el embajador de Bolivia en el Brasil, Jerjes Justiniano, dejo de ejercer su cargo, tras anunciar su renuncia por motivos personales. En cuanto a la embajadora de Bolivia en España, María del Carmen Almendras, fue cesada de sus funciones.

“El trabajo de las embajadas es fortalecer las relaciones bilaterales con estos países, y hay muchos otros objetivos que nuestras embajadas deben cumplir, más que todo ante los organismos internacionales”, manifestó Gómez a los medios de comunicación.

Según la autoridad, existe el riesgo de que los proyectos impulsados por los financiamientos de entidades de estos países, queden suspendidos o rezagados, por lo cual es importante que el gobierno tome cartas en el asunto.

“Estamos elaborando documentos y se están aprobando proyecto de Ley en las que el financiamiento es un punto importante y se encuentran a favor de nuestro país. Hay financiamientos de la comunidad internacional que benefician a ciertos proyectos, entonces como no podríamos no tener embajadores en un lugar donde urge que existan”, dijo la legisladora.

ANF