Hungría detendrá a partir del 15 de septiembre a quienes entren de manera ilegal

A partir del próximo martes, Hungría detendrá a todo aquel que entre en el país de manera ilegal. Lo ha dicho el primer ministro Viktor Orbán.

Este 15 de septiembre entran en vigor las nuevas leyes, que establecen penas que van hasta los cinco años de prisión por entrar de forma ilegal en territorio húngaro.

El Ejército empezó este jueves maniobras para estar listo en caso de que se reclame su ayuda para viligar las fronteras, junto a la Policía.

“Estamos hablando de personas que se niegan a cooperar con las autoridades húngaras, que además las atacan y les lanzan objetos. Teniendo en cuenta que nos encontramos frente a una rebelión de los inmigrantes ilegales, la policía ha hecho un excelente trabajo sin recurrir al uso de la fuerza”, ha dicho Orbán.

“A partir del 15 de septiembre, las autoridades húngaras no serán indulgentes con quienes intenten cruzar la frontera ilegalmente”, ha añadido.

Euronews