México: Peña Nieto ordena crear fiscalía especializada para búsqueda de desaparecidos

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, aseguró a los padres de los 43 estudiantes desaparecidos en Guerrero que la investigación del caso sigue abierta, durante una reunión celebrada este jueves en la que los familiares alegaron una “mentira histórica” del gobierno.

“Estamos del mismo lado, ustedes y yo buscamos lo mismo, saber qué pasó con todos y cada uno de sus hijos”, dijo el mandatario a los desesperados padres durante una reunión de casi tres horas, según informó su vocero.

Con un pliego petitorio de ocho puntos, los padres llegaron a su segunda reunión con Peña Nieto desde que ocurrió el crimen -hace un año- que golpeó la popularidad del presidente.

“Fue el Estado el que desapareció a nuestros hijos (…) el que generó una mentira histórica que hoy ha sido evidenciada” tras los resultados de la investigación de los expertos independientes que envió la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), dicen los padres en el documento que entregaron a Peña Nieto.

Asegurando detentar una “verdad histórica”, la fiscalía general concluyó que los estudiantes fueron atacados por policías en Iguala la fatídica noche del 26 de septiembre de 2014. Luego, los estudiantes habrían sido entregados a miembros de un cártel narcotraficante que los asesinó y calcinó en un basurero cercano.

Pero los expertos de la CIDH echaron por tierra esta hipótesis, al estimar que “no existe ninguna evidencia” de que los jóvenes hayan sido quemados en ese basurero.

En la reunión, Peña Nieto “dejó en claro que la investigación sigue abierta, que este caso nunca se ha cerrado y que no habrá carpetazo”, aseguró el portavoz de la Presidencia, Eduardo Sánchez.

– Padres descontentos –

Habiendo cumplido 18 de las 43 horas de ayuno que iniciaron el miércoles para exigir la presentación con vida de sus hijos, los padres de los estudiantes llegaron en autobuses a la reunión que se celebró a puerta cerrada en un museo de la capital.

Vidulfo Rosales, abogado, aseguró que los padres “fueron tratados de manera violenta” por los agentes de seguridad de Presidencia, una acusación que negó el gobierno.

“Quien miente así, deja al descubierto su mala fe”, comentó el vocero Sánchez a través de Twitter.

Según Sánchez, en la reunión reinó “un clima que permitió dialogar”, pero los padres sienten que sus peticiones cayeron en oídos sordos.

“Hoy por hoy, (Peña Nieto) no se comprometió al cumplimiento de ninguno” de los ocho puntos del pliego petitorio, dijo Rosales, al explicar que los ofrecimientos del presidente “no son sustanciales, son compromisos ya acordados”.

La Presidencia anunció la creación de una nueva “fiscalía especializada para la búsqueda de personas desaparecidas”, aunque no precisó en qué difiere de una unidad con fines similares creada en 2013.

Y sobre las demandas precisas de los padres, sólo indicó que se analizará su “viabilidad”.

– Una “piedra en el zapato” –

Los padres pidieron la permanencia indefinida de los expertos de la CIDH y una investigación del papel del Ejército en el caso.

“No nos vamos a dejar, no nos vamos a cansar, seremos su piedra en el zapato. No nos vamos a ir a casa”, dijo María de Jesús Tlatempa, una de las madres que asistió a la reunión, en la plaza principal de la capital donde los padres realizan un plantón.

Tras la huelga de hambre, los padres participarán en una multitudinaria marcha el sábado en la capital.

Ese día, cuando se cumplirá un año del crimen, Peña Nieto estará volando a Nueva York para asistir a la asamblea general de las Naciones Unidos, un viaje que ha generado polémica por lo delicado de la situación en el país.Con los más bajos índices de popularidad desde que asumió el poder en diciembre de 2012, el gobierno de Peña Nieto ha sido fuertemente cuestionado por sus investigaciones sobre el que ya se considera el “crimen del sexenio”.

Hasta ahora, las autoridades han detenido a más de 100 personas por este caso y sólo han podido identificar los restos óseos de uno de los estudiantes y tienen indicios para posiblemente identificar a un segundo.

Los expertos independientes piden a la fiscalía contemplar una línea de investigación que sugiere que los estudiantes fueron atacados por haber tomado, erróneamente, un autobús que transportaba heroína.

AFP