Fiscalía alemana examina sospechas de corrupción en el Mundial 2006

La fiscalía de Fráncfort está examinando cómo se atribuyó a Alemania el Mundial de Fútbol 2006 y si hay elementos para sospechar que hubo corrupción, informó este lunes la fiscal Nadja Niesen.

“Podría tratarse de corrupción, fraude o malversación”, declaró a SID, la filial de información deportiva de la AFP, la fiscal de la capital financiera alemana, sede también de la Federación Alemana de Fútbol (DFB).

“Todavía no hemos lanzado una investigación (formal), lo haremos si la sospecha se confirma”, explicó Niesen. En un primer momento, los magistrados “examinarán los documentos a su disposición”, precisó.

Alemania es blanco de sospechas de que se compraron votos para la atribución, en el año 2000, del Mundial de 2006. El semanario Der Spiegel sacó a la luz el caso el 16 de octubre, afirmando que el comité de la candidatura alemana había constituido una caja negra destinada a comprar votos.

Un antiguo presidente de Adidas, Robert Louis Dreyfus, está en el centro de las sospechas. La DFB niega las acusaciones, aunque reconoce un pago de 6,7 millones de euros a la FIFA, aunque – afirma – sin ningún vínculo con el Mundial.

“No pagué dinero a nadie para obtener votos en la atribución del Mundial de 2006 a Alemania”, aseguró el domingo Franz Beckenbauer, leyenda del fútbol alemán, a la cabeza de la candidatura alemana y luego de la organización del torneo.

Alemania obtuvo la organización por 12 votos, contra 11 para Sudáfrica, tras la abstención del neozelandés Charles Dempsey en la última vuelta de la votación.

AFP