La policía desmantela un túnel para pasar droga a Estados Unidos

“El túnel estaba habilitado con vigas metálicas para evitar su derrumbe, un sistema de iluminación y ventilación a base de baterías de automóvil y un mecanismo de rieles para mover una plataforma con la carga”, comunicó la Secretaría de Gobernación (ministerio del Interior mexicano). Los detenidos supuestamente están vinculados con una organización criminal del estado de Jalisco. En esa zona opera el Cártel Jalisco Nueva Generación, vinculado al Cártel de Sinaloa, el mayor constructor de túneles en el submundo de las drogas en México.

El 11 de julio el máximo líder de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán, se fugó de una cárcel de máxima seguridad por un túnel similar de 1,5 kilómetros. Según la información oficial, después de labores de inteligencia y de detectar un intenso movimiento de vehículos de carga policías federales descubrieron en el fondo de una bodega el túnel, por el que “se presume se trasladaban grandes cantidades de droga”.

El pasadizo discurría a diez metros de profundidad, 600 metros hasta la frontera y otros 200 en suelo estadounidense, para desembocar en San Diego, en el estado norteamericano de California. Tanto lo decomisado como los detenidos fueron puestos a disposición de la autoridad ministerial federal, mientras que el predio quedó bajo resguardo de los agentes federales mientras se concluyen las diligencias periciales, indicó la CNS.

DW