Chile entrega nota diplomática a Bolivia por reiterados delitos en la frontera

Chile entregó este lunes una nota diplomática a Bolivia expresándole su malestar por la reiteración de delitos comunes por parte de individuos que cruzan la frontera procedentes de ese país.

“Chile no va a tolerar acciones que vulneren la integridad personal o propiedad en nuestro territorio nacional”, dijo el ministro chileno de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, quien por este motivo citó la Cancillería a la cónsul general de Bolivia, Magdalena Cajías.

Muñoz, acompañado del ministro del Interior, Jorge Burgos, explicó a la prensa que ha pedido a la representante boliviana “que se investiguen y se sancionen estas acciones y no queden en la impunidad”.

Según las autoridades chilenas, desde 2012 ha aumentado el número de robos y asaltos (tres en el último mes) perpetrados por individuos y grupos procedentes de Bolivia, una acción que el canciller Muñoz calificó de “bandidaje”.

“Estas acciones de bandidaje son intolerables y deben cesar. Eso es lo que le hemos comunicado a la cónsul general de Bolivia”, añadió Muñoz, quien precisó que el último ataque fue el pasado sábado y que las víctimas de estos delitos son habitualmente trabajadores de empresas mineras o contratistas de éstas.

El canciller explicó que el Gobierno chileno ha presentado varias notas de protesta al Ejecutivo boliviano para denunciar estos hechos pero “no ha habido respuesta”.

“Chile quiere las relaciones más normales con sus vecinos pero no va a tolerar acciones que vulneren ya sea la integridad personal o la propiedad en nuestro territorio nacional y actuará con todo el rigor necesario”, sostuvo.

Por su parte, el ministro del Interior dijo que tiene las pruebas que demuestran que los delincuentes que actúan en los casos que Chile denuncia ingresaron desde Bolivia y regresaron a ese país después de cometer los delitos.

Burgos, que denunció la “impunidad” con la que actúan los asaltantes, anunció que reforzará la presencia policial en esa zona fronteriza situada en el norte de Chile.

EFE