Oposición venezolana reclama observación electoral

La oposición venezolana insistirá en que sea aceptado un grupo de veedores internacionales en las elecciones legislativas de diciembre, dijo este lunes el coordinador internacional de la alianza opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD), Timoteo Zambrano. El dirigente señaló que la MUD solicitó al Consejo Nacional Electoral (CNE) que acredite unos 500 observadores internacionales que propuso, pero hasta ahora no ha obtenido respuesta.

“Hemos solicitado al CNE que nos acrediten 500 observadores y no hemos tenido respuesta hasta ahora. La Mesa está insistiendo para que puedan observar el proceso”, dijo al canal de noticiasGlobovisión. Zambrano recordó que, mientras la MUD está haciendo esfuerzos para garantizar los veedores internacionales, aún no es segura la presencia de una misión de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), que había sido inicialmente aceptada por el CNE.

Observación internacional: ni siquiera de UNASUR

Venezuela había anunciado la observación electoral de la Unasur como la única prevista para estas legislativas, negando así la solicitud del bloque opositor que exigió la participación de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea (EU). Pero la Corte Electoral Uruguaya (CEU), que preside el Consejo Electoral de Unasur, advirtió el pasado día 30 que “el sentido” de la misión de observación del bloque para esas legislativas “está en riesgo” ante “la proximidad de las elecciones” y la “demora y el agotamiento” de los plazos para la aprobación de la misión.

Adicionalmente, el Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil anunció el pasado 20 de octubre que declinaba participar en la misión por falta de respuesta de las autoridades de Venezuela sobre las garantías para una “observación objetiva e imparcial”. También, por un supuesto veto impuesto por Venezuela al jurista brasileño Nelson Jobim como líder de la misión, lo que sin embargo no fue confirmado por la Unasur, que más bien negó tal veto.

La oposición considera que la observación debe tener todas las garantías técnicas para realizar un trabajo amplio y transparente. En las elecciones de diciembre se renovarán los 167 escaños de la Asamblea Nacional (Congreso) y el oficialismo aparece abajo en los sondeos de intención de voto. Zambrano dijo que los países de la Unasur quieren tener una observación según los estándares internacionales, lo que “ayudará al proceso y generará confianza en la gente”.

Observación nacional “robusta”

Por su parte, el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, reiteró que, al margen de lo que ocurra con la misión de Unasur, habrá en diciembre una observación nacional “robusta”, así como “una gran cantidad de invitados internacionales” y un sistema “de organización de la ciudadanía”.

Al respecto, la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, advirtió este domingo en un entrevista de televisión que las elecciones de diciembre son un proceso netamente venezolano, por lo que ninguna entidad internacional puede garantizar su transparencia. Lucena alegó que no permitirá que el sistema electoral venezolano sea “monitoreado” por organismos externos y que sólo será aceptada una misión de la Unasur bajo la forma de “acompañamiento” electoral. “Aquí los resultados son auditables, son verificables” por técnicos de cada partido, insistió.

DW