China y Taiwán celebran una histórica reunión cumbre en Singapur

El primer encuentro de este tipo desde la creación de la República Popular China en 1949, ha sentado en la misma mesa al presidente chino, Xi Jinping, y al de Taiwán, Ma Ying-jeou.

Ambas partes han adelantado que no habrá declaraciones ni firma de acuerdos tras este encuentro, que sí tiene una importante carga simbólica.

China no reconoce a Taiwán como Estado ni a su máximo líder como presidente desde que ambos territorios se escindiran tras la guerra civil china.

Centenares de taiwaneses han protestado contra una cumbre que consideran una traición de su presidente.

“Vamos a esperar a Ma Ying-jeou para que nos dé respuestas. Está previsto que regrese a Taiwán a medianoche y le esperaremos hasta entonces porque se trata de algo muy importante para el pueblo taiwanés. No podemos permitir que nuestra soberanía explote”, asegura esta manifestante.

Durante la noche un centenar de personas intentó acceder al Parlamento aunque la policía impidió su entrada. Algunos manifestantes quemaron imágenes del presidente chino, al que califican de “dictador”, y de Ma Ying- jeou, al que señalan como “traidor”.

Euronews