Argentina y China construirán dos centrales nucleares

El gobierno de Argentina informó el domingo que representantes de Buenos Aires y Pekín firmaron un acuerdo para la construcción de dos centrales nucleares en el país sudamericano, que se sumarían a las otras tres que operan ya, en un convenio que implicará la inversión de 14.000 millones de dólares, el 85 por ciento de los cuales serán financiados por la potencia asiática.

Los acuerdos fueron firmados por el presidente de Nucleoeléctrica Argentina (NASA), José Luis Antúnez, y el titular de la firma nuclear china CNNC, Quian Zhimin, ante la presencia de funcionarios de ambos países, en el marco de la cumbre del G20 que tiene lugar en la localidad turca de Antalya. De esta forma, se concretan las conversaciones iniciadas en febrero en Pekín, durante una visita de la presidenta Cristina Fernández.

La cuarta central nuclear contará con un reactor de agua pesada, tendrá una potencia de 750 megavatios y se instalará en el municipio bonaerense de Lima, donde ya funcionan las centrales del complejo atómico Atucha. La quinta, de 1.000 megavatios, se instalará en una ubicación aún por decidir y funcionará con uranio enriquecido y agua liviana. Argentina, México y Brasil son los únicos países de América Latina que tienen centrales nucleares.

Diversificación energética

“Estos contratos en lo que respecta a la construcción de dos nuevas centrales nucleares, van a asegurar nuestro abastecimiento energético en el futuro”, dijo el ministro de Economía argentino, Áxel Kicillof, quien destacó la “importancia histórica” del acuerdo. El titular de la cartera económica argentina agregó que las centrales nucleares “van a tener un componente nacional muy alto y todo lo que se ha realizado en estos doce años se va a capitalizar en los próximos avances en términos nucleares”.

La firma de estos contratos “es un paso fundamental para diversificar la matriz energética, aumentando la participación del sector nuclear”, dijo Julio De Vido, titular del Ministerio de Planificación, que agregó en su comunicación que el financiamiento del proyecto es por un plazo de 18 años. Bajo la Presidencia de Cristina Fernández, Argentina y China han firmado numerosos acuerdos de inversión en infraestructura energética.

DW