Putin reconoce que el avión ruso que se estrelló en el Sinaí fue un acto terrorista

Moscú reconoce que el avión ruso que se estrelló en Egipto con 224 personas a bordo explotó a causa de una bomba colocada por terroristas.

El jefe del Servicio Federal de Información ha explicado que el avión se desintegró en el aire al explosionar un artefacto de una potencia de 1,5 kilos de trilita. Es la primera vez que Moscú admite que se trata de una acto terrorista. El presidente ruso ha dicho que “no es la primera vez que su país se enfrenta a actos bárbaros sin motivos aparentes, tanto dentro como fuera de Rusia. No secaremos nuestras lágrimas de nuestras almas y de nuestros corazones, las guardaremos en nuestro interior. No descansaremos hasta encontrar a los culpables.”

Hasta ahora, la hipótesis de una bomba a bordo del avión había sido evocada por Estados Unidos y Londres, pero puesta en duda por Rusia.

Putin ha anunciado una intensificación de los bombardeos en Siria donde los cazas rusos operan desde el pasado 30 de septiembre.

Euronews