Francia envía el portaaviones Charles de Gaulle para intensificar su ofensiva en Siria

El portaaviones Charles de Gaulle, buque insignia de la Armada de Francia, zarpó el miércoles hacia el Mediterráneo oriental, donde triplicará la capacidad operativa actual del país contra el yihadista Estado Islámico (EI), indicó el presidente francés, François Hollande.

Durante un discurso pronunciado ante la Asamblea de Alcaldes de Francia, el jefe del Estado inscribió el envío del buque dentro de la “guerra contra el terrorismo” lanzada tras los atentados que el pasado viernes costaron la vida a 129 personas en París y Saint Denis.

Hollande reiteró que Francia está intensificando los bombardeos contra objetivos del EI, que en la actualidad se efectúan desde las bases francesas en Emiratos Árabes Unidos y Jordania.

El ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian, precisó posteriormente ante la Asamblea Nacional que el Charles de Gaulle llegará a la zona al final de esta semana, lo que elevará hasta 36 el número de cazas franceses disponibles para la acción contra el EI, frente a los 12 actuales.

Le Drian indicó que en las últimas tres noches los aviones franceses lanzaron unas 60 bombas contra “el centro neurálgico” del EI en Al Raqa, feudo de los yihadistas en Siria.

Además del incremento operativo que supone la llegada del portaaviones, Le Drian señaló que Francia cuenta con una mayor cooperación con Estados Unidos, en particular en lo que se refiere a la transmisión de informaciones de inteligencia.

“Hay una inflexión en la postura de Estados Unidos, que ahora nos abre más ampliamente sus capacidades de información y eso nos permite acompañar mejor las acciones de nuestros bombarderos”, explicó.

Ese cambio se produce después de que el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, se reuniera ayer en París con Hollande.

En su intervención de hoy, el presidente francés anunció que ha pedido a la comunidad internacional que contribuya en la ofensiva contra los yihadistas y aseguró que continúa reuniendo apoyos en el plano diplomático.

Francia trabajará para crear esa gran coalición que propine los golpes decisivos al EI”, afirmó Hollande.

Reconoció que “no todos los países tienen los mismos intereses ni los mismos aliados”, pero alertó de que el enemigo “amenaza al mundo entero y no a unos países más que a otros”.

“Conduciré esta misión y Francia tendrá que jugar, con su Ejército, un papel preponderante en la resolución de este conflicto, en el plano militar y diplomático”, resaltó.

EFE