Mauricio Macri pedirá al Mercosur suspender a Venezuela

El nuevo presidente de Argentina, Mauricio Macri, dejó entrever este lunes algunas de las prioridades de su Ejecutivo en materia de política exterior. Aunque Macri aseguró que su Gobierno seguiría cooperando estrechamente con los países vecinos, insistió en que pediría la activación de la cláusula democrática del Mercado Común del Sur (Mercosur) para que se suspenda la membresía de Venezuela en ese bloque económico. “Es evidente que corresponde que se aplique esa cláusula porque las denuncias (por violaciones de derechos en Venezuela) son claras, son contundentes, no son un invento”, alegó Macri.

Las reacciones no se hicieron esperar. El canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, dijo que en Venezuela “todavía están dadas las condiciones” como para no aplicar la cláusula democrática en la próxima cumbre del Mercosur, que tendrá lugar en diciembre; a sus ojos, en ese país se está “lejos de una alteración en el orden democrático”. Nin Novoa desestimó las alusiones a la persecución de los opositores del Gobierno venezolano y a las restricciones de la libertad de expresión en la nación caribeña. “Vamos a ver cómo se resuelve la elección del 6 de diciembre”, acotó Nin Novoa, haciendo referencia a los comicios parlamentarios venezolanos.

La cláusula democrática prevista en el Mercosur –integrado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela– establece la posibilidad de suspender a un Estado miembro del bloque ante la ruptura del orden democrático en virtud del Protocolo de Ushuaia, suscrito en 1998, que contempla que solo puede aplicarse por consenso. No obstante, el acuerdo fue perfeccionado en 2011 mediante un nuevo protocolo que abre la vía a sanciones más severas, como cerrar total o parcialmente las fronteras terrestres y suspender o limitar el comercio, el tráfico aéreo y marítimo, las comunicaciones y la provisión de energía y servicios.

DW