Evo Morales lanza la campaña “Hecho en Bolivia” para enfrentar el contrabando

El presidente, Evo Morales, lanzó el jueves la campaña “Hecho en Bolivia” para defender el consumo de la producción propia frente al contrabando, cuya erradicación, según el Gobierno, permitiría al país crecer cada año por encima del 6 %.

En un acto con empresarios, banqueros y productores, el mandatario presentó la campaña destacando la importancia de consumir productos nacionales para “la soberanía económica” de Bolivia.

A su juicio, de no ser por el contrabando, que según las autoridades anualmente causa un daño económico que ronda los 400 millones de dólares, el producto interior bruto de Bolivia podría crecer entre 6 y 8 por ciento.

El Gobierno y el Banco Central de Bolivia calculan que la economía crecerá este año un 5 % y será una de las cifras más altas de Latinoamérica, junto con la de Panamá.

Morales destacó la importancia de cultivar productos agrícolas orgánicos, sin semillas transgénicas, porque tienen mayor valor en el mercado internacional, entre ellos la almendra y la quinua.

Defendió, asimismo, la consolidación del mercado interno para los alimentos nacionales, proceso que es impulsado por normas que obligan a los municipios a comprar a agricultores locales con el propósito de atender los programas de desayuno gratuito para los escolares.

En el mismo acto, el gobernante también anunció que el Gobierno contará estos días con la ayuda de científicos franceses para definir cómo industrializar la hoja de coca en la industria farmacéutica, como otra iniciativa para revalorar la producción nacional.

EFE