Arabia Saudita anuncia una coalición de 34 países islámicos para luchar contra el terrorismo

Llamando al extremismo musulmán una enfermedad, Arabia Saudita anunció la formación de una coalición de 34 naciones islámicas para luchar contra el terrorismo.

La formación de la coalición se presenta cuando Occidente ha intensificado su guerra contra ISIS, que también es conocido por su acrónimo árabe Daesh.

“Hoy en día hay una serie de países que sufren el terrorismo, por ejemplo Daesh en Siria e Iraq, el terrorismo en el Sinaí, el terrorismo en Yemen, el terrorismo en Libia, el terrorismo en Malí, el terrorismo en Nigeria, el terrorismo en Pakistán, el terrorismo en Afganistán y esto requiere un esfuerzo muy fuerte para luchar”, dijo el príncipe heredero saudí y ministro de Defensa, Mohammed bin Salman. “Sin duda, habrá una coordinación en estos esfuerzos”.

El centro de operaciones conjuntas de la Coalición se basa en Riad.

Además de Arabia Saudita, la coalición incluirá a Jordania, los Emiratos Árabes Unidos, Pakistán, Bahrein, Bangladesh, Benin, Turquía, Chad, Togo, Túnez, Djibouti, Senegal, Sudán, Sierra Leona, Somalia, Gabón, Guinea, los territorios palestinos, Comoros, Qatar, Costa de Marfil, Kuwait, Líbano, Libia, Maldivas, Malí, Malasia, Egipto, Marruecos, Mauritania, Níger, Nigeria y Yemen.

¿Cambio de estrategia de los Estados árabes?

Desde septiembre de 2014, el ejército de Estados Unidos es la fuerza principal que conduce la campaña militar contra ISIS.

Alrededor del 80% de los bombardeos de la coalición fue realizado por Estados Unidos, con algún apoyo de aliados en Europa, además de Canadá y Australia. De hecho, Estados Unidos está tirando bombas más rápido de lo que puede reponer.

Diez países de Medio Oriente también han participado, pero es un tema delicado.

Los aliados árabes que luchan contra ISIS se han negado a decir cuántos ataques aéreos han llevado a cabo. Declaraciones del Pentágono revelan que la mitad de los países árabes de la coalición no han llevado a cabo ningún ataque aéreo en Iraq y Siria.

Bahrein y Jordania bombardeado ninguna vez en meses, según un funcionario estadounidense que habló sobre las acciones de los aliados, y Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos bombardean alrededor de una vez al mes.

La formación de la coalición islámica puede ser la señal de un cambio en una región que ha dejado a Siria e Iraq a su suerte.

El panorama está evolucionando ahora que ISIS se ha convertido en una red global adjudicándose ataques terroristas desde París a Australia.

“Existía la idea de que ISIS era un desafío más para Irán y sus aliados que para los Estados árabes, pero este sentimiento está cambiando ahora”, dijo Fawaz Gerges, profesor de Estudios de Medio Oriente en la London School of Economics.

“ISIS ha amenazado no solo a Irán y los regímenes dominados por chiitas de Iraq y Siria, sino incluso a los estados árabes sunitas”.

Pero que la nueva coalición equivalga a un cambio real en la lucha contra ISIS aún está por verse.

CNN