Venezuela: Niegan haber pedido impugnación de opositores

Poco después de que la oposición, reunida en torno a la Mesa de la Unidad Democrática, denunciara el martes que el oficialismo deseaba dar un “golpe judicial” impugnando la proclamación de 22 diputados electos en las pasadas elecciones del 6 de diciembre, el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela desmintió tajantemente esa posibilidad, negando haber recibido solicitud alguna al respecto.

“El Tribunal Supremo de Justicia informa a la opinión pública que la Sala Electoral no ha recibido ninguna acción judicial esta semana con el objeto de impugnar los resultados de las elecciones parlamentarias realizadas el pasado 6 de diciembre”, publicó la institución en su página web. En el escrito se indica que esta aclaratoria “obedece a declaraciones ofrecidas por voceros políticos” y a falsas informaciones “que de forma irresponsable han puesto a circular” algunos ciudadanos en las redes sociales.

El texto, que sostiene que estos rumores “en nada contribuyen con el clima de paz y tranquilidad que reina en el país”, agrega que la Sala Electoral no ha trabajado esta semana “ni se han recibido amparos”. La oposición había denunciado que el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) había introducido la solicitud en una “operación secreta, encapuchada”, según el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba (en la foto).

Unasur, OEA y UE

En días recientes, portavoces del PSUV adelantaron su intención de impugnar las elecciones en varios circuitos donde perdieron los aliados del presidente Nicolás Maduro. Un recurso contencioso de ese tipo es un mecanismo que permite cuestionar resultados electorales ante la justicia, y que de prosperar conduce a la repetición de las elecciones. En el pasado, era la oposición la que solía cuestionar los resultados y la transparencia de las votaciones.

La MUD ya se había comunicado con la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), la OEA, la Unión Europea y con “los jefes de parlamentos de todo el hemisferio para que estén en estado de alerta en función de lo que está ocurriendo, porque es muy grave”, había asegurado Torrealba. Los candidatos de la MUD ganaron 112 de los 167 puestos en la Asamblea Nacional, en un histórico avance que destronó el dominio que tuvieron los chavistas por 16 años.

DW