110 periodistas fueron asesinados o perdieron la vida sospechosamente en 2015

El ejercicio de la profesión periodística sigue siendo arriesgado en muchos países del mundo. Así lo evidencia un año más el informe de la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) que registró que 110 periodistas fueron asesinados o fallecieron en circunstancias sospechosas durante el 2015 en todo el mundo.

En 67 de los casos, la organización afirma que los periodistas fueron asesinados por su profesión o mientras la ejercían. En el resto se sospecha que ésa pudo ser la causa. Estos datos se suman a los de años anteriores y dan como saldo 787 periodistas asesinados desde 2005.

A esa cifra se añaden los 27 periodistas ciudadanos y siete colaboradores de medios de comunicación asesinados este año. La organización atribuye la situación a la violencia ejercida “de forma deliberada contra los periodistas” y asegura que las iniciativas para protegerlos han fracasado.

Por primera vez en lo que va de siglo, Francia aparece como tercer país más peligroso después de India e Irak tras el atentado perpetrado en enero contra el semanario satírico Charlie Hebdo. A diferencia de 2014, este año dos tercios de los periodistas asesinados se encontraban en países “en situación de paz”, como Francia, India, México y Filipinas. El año anterior la mayoría ejercía su profesión en zonas de conflicto.

ANF