Se repiten las protestas por la subida del precio del transporte en Sao Paulo

Los grupos sociales artífices de la ola de protestas que Brasil vivió en 2013 regresaron por segunda vez este año a las calles de Sao Paulo, la mayor ciudad del país, tras el aumento de la tarifa del servicio público de transporte, el mismo motivo por el que se creó el movimiento dos años y medio atrás.

Tras manifestarse el pasado viernes en diferentes ciudades del país, el colectivo regresó el martes al asfalto paulista para seguir exigiendo una rebaja en el precio del billete del transporte.

La concentración, convocada por el Movimiento Passe Livre (MPL), congregó a miles de personas y, aunque empezó de forma pacífica en la Avenida Paulista, corazón financiero de la ciudad, se acabaron registrando diversos enfrentamientos entre las autoridades y los manifestantes.

La Policía Militarizada de Sao Paulo, que llegó a recurrir en diversos momentos al uso de gases lacrimógenos, balas de goma y bombas aturdidoras para dispersar la protesta, señaló que se produjeron varias detenciones como consecuencia de los altercados.

Participaron de la manifestación varios miembros del grupo “Black Block”, cuyos militantes se caracterizan por acudir a las protestas encapuchados y apoyar la violencia.

El MPL comunicó a través de las redes sociales que hasta 25 personas resultaron heridas y tuvieron que ser atendidos en hospitales próximos.

El Gobierno del estado de Sao Paulo y la administración de la capital homónima acordaron aumentar los pasajes en autobuses, metro subterráneo y trenes metropolitanos a 3,80 reales (unos 94 centavos de dólar) por viaje, un incremento del 8,57 %.

En 2013 una manifestación por el mismo motivo convocada por el MPL desencadenó una ola de protestas por otras reivindicaciones, que movilizaron millones de personas en las capitales y grandes ciudades brasileñas y preocuparon a los organizadores del Mundial de fútbol de 2014.

EFE