Equipo jurídico boliviano diseña una estrategia para la demanda contra Chile

El presidente Evo Morales afirmó el jueves que los asesores jurídicos del país en la demanda marítima contra Chile ante la Corte de La Haya diseñan una estrategia de acciones previas a la presentación que hará el país austral en el tribunal de una memoria con sus argumentos antes del próximo 25 de julio.

El mandatario expuso los avances en la preparación de esta estrategia en una conferencia de prensa en la ciudad de Santa Cruz, donde se reunió con la abogada francesa Monique Chemillier, el letrado español Antonio Remiro Brotons y el agente de Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya y expresidente, Eduardo Rodríguez (2005-2006), entre otros.

Morales se mostró “sorprendido con algunas propuestas” que le hizo el equipo jurídico para concretarlas antes de la fecha en la que Chile debe presentar sus argumentos para refutar los de Bolivia.

El Gobierno boliviano ha solicitado al máximo tribunal de las Naciones Unidas un fallo que obligue a Chile a negociar en firme y de buena fe su centenario reclamo de un acceso soberano al Pacífico, tomando en cuenta las ofertas de solución que hizo ese país en diferentes momentos de la historia, pero que nunca se concretaron.

Morales reiteró que Bolivia hizo bien en presentar su demanda ante esa corte internacional y consideró que Chile cometió “un error garrafal” al presentar un recurso de incompetencia, que fue rechazado por el tribunal en septiembre pasado.

Bolivia perdió su acceso al Pacífico en 1879 en una guerra ante las tropas chilenas, que ocuparon un territorio de 120.000 kilómetros cuadrados, con 400 kilómetros de costa en el Pacífico.

Sobre la exclusión del expresidente y vocero de la causa marítima, Carlos Mesa (2003-2005), de las reuniones celebradas esta semana con el equipo jurídico, Morales precisó que se trata de reuniones técnicas y que no es la primera vez que el exmandatario no participa en este tipo de encuentros.

Además, señaló que hace tres o cuatro semanas anticipó que se reuniría con los expresidentes después del 21 de febrero, fecha en que se celebrará en Bolivia un referendo constitucional que enfrenta en una intensa campaña al oficialismo y la oposición.

En esa consulta los bolivianos decidirán si se reforma la Constitución, que solo permite dos mandatos presidenciales consecutivos, para permitir que Morales y su vicepresidente, Álvaro García Linera, puedan presentarse de nuevo a las elecciones en 2019 en busca de un cuarto mandato.

“Imagínense en este momento convocar a los expresidentes con el tema del mar, qué ambiente político tuviéramos (…) Pónganse en mi caso”, refirió entre sonrisas el mandatario.

Consultado sobre si Mesa sigue siendo el portavoz de la causa marítima, respondió que no se tiene un solo vocero, sino que todos los exmandatarios bolivianos realizan esa labor.

Mesa fue designado por Morales como portavoz de la causa marítima en foros internacionales y con ese encargo ha viajado por varios países del mundo para explicar los argumentos bolivianos de la demanda contra Chile.

Hace unos días, Mesa fue criticado con dureza por Morales cuando hizo un comentario de contexto histórico sobre las deudas que tienen las reformas del mandatario indígena con las hechas por su antecesor Gonzalo Sánchez de Lozada en su primer Gobierno (1993-1997).

El portavoz de la causa marítima también expresó su desacuerdo con una nueva reelección de Morales.

El mandatario anunció que el próximo domingo 14 se realizará un acto con las Fuerzas Armadas en Cochabamba (centro) para recordar que ese día de 1879 se produjo “la invasión” por parte de Chile.

“Refrescar la memoria ante el pueblo siempre será importante para que todos podamos seguir aportando en esta demanda ante La Haya para que Bolivia vuelva al Pacífico con soberanía”, añadió Morales.

EFE