Boxeadora Jennifer Salinas revela su lesbianismo y anuncia su divorcio

La popular y reconocida boxeadora boliviana, Jennifer Salinas, publicó este viernes en su cuenta de Facebook su inminente separación matrimonial y reveló su inclinación por el mismo sexo.

La denominada “Reina boliviana” anotó que luego de varios años de relación conyugal vivió momentos de “inestabilidad, inseguridad, mentiras y engaños por ambas partes”. A la vez reconoció que estar en una zona de comodidad y seguridad económica le llevó a vivir una realidad ficticia.

“Siempre me preocupó el rechazo ajeno por mi inclinación, pero es fundamental combatir mi propio rechazo y dejar de tratar de cumplir un rol social poniendo mis sentimientos a un lado. Desde una edad temprana fui consciente de mi atracción hacia el mismo sexo”, señala Salinas en su publicación.

Por otro lado, Salinas admite que los abusos sexuales a las que fue sometida durante su niñez provocaron cierta aversión al sexo opuesto y que esa fue una de las razones que provocaron serios problemas dentro de su matrimonio, pues recordaba pasajes dolorosos de aquellos malos momentos.

“Se puede decir que él fue víctima secundaria de lo que me pasó de niña. Eso en combinación con los desacuerdos del día a día y de un secreto que yo escondía fue deteriorando nuestra relación”, cita.

Parte de la confesión la destina a relatar su dura vida de pareja y las razones que la llevó a decidir una separación por la incompatibilidad e incomprensión.

“Siempre fuimos crueles el uno hacia el otro, nos decíamos cosas que nos lastimaban con la intención de herirnos. En mi caso su mayor arma era que mi carrera de boxeo nunca funcionaría, que era una pérdida de tiempo y dinero (…) con el tiempo llegué a odiarlo por la falta de apoyo”, agregó en su nota.

Asegura que no está dispuesta a soportar (estar) dentro del closet por más tiempo y que su responsabilidad no depende de lo que diga la gente.

“Estar en el closet y esconder quien soy como si fuese un monstruo peligroso y un riesgo a la humanidad no es algo que me interesa seguir haciendo. ¿Acaso es mi responsabilidad la felicidad o comodidad de personas a mí alrededor? Porque debo sentirme mal o avergonzada de ¿quién soy?”, señaló.

También reveló que en muchos instantes de su vida pensó en terminar con su existencia y que los sentimientos encontrados por su infelicidad fueron un aliciente para desarrollar un duro entrenamiento en el box.

Finalmente, Salinas menciona que el proceso de separación esta en un firme camino y que reconoce a su expareja como un buen padre, único amigo, gran persona y a quien nunca ocultó su inclinación sexual y a quien le desea lo mejor del mundo.

“Mi declaración voluntaria y pública es algo que se mantenía oculto y que puede provocar sorpresa, vergüenza y hasta odio en algunas personas hacia mi (…) Esto no cambia quien soy pero si cambiará mi vida la cual quiero vivir con plenitud como cualquier persona en este mundo quisiera vivir y disfrutar la suya”, finalizó en su declaración del Facebook.

ANF