Detienen en Moscú a una mujer con la cabeza de una niña en las manos

La policía de Moscú acordonó el lunes la estación de metro Oktyábrskoe Pole, al noroeste de la capital rusa, debido a la detención de una mujer que llevaba en sus manos la cabeza de una niña. Según la agencia de noticias RBK, la mujer a gritaba “¡Dios es grande!” mientras blandía la cabeza de la menor.

La mujer estaba vestida con ropa negra, según se ha podido ver en un vídeo publicado por el tabloide digital LifeNews. A la entrada del suburbano, la mujer agitaba la cabeza de la menor y, según el portal, también amenazaba con inmolarse.

La policía investiga si el incidente tiene relación con la aparición a primeras horas del lunes del cuerpo de una niña decapitada en un apartamento incendiado en una zona cercana a Moscú. La mujer, que trabajaba como niñera, pudo haber asesinado a la menor y luego haber prendido fuego al piso, según ha asegurado a los medios una portavoz policial, Yulia Ivanova. La niña tendría tres o cuatro años, según la estimación de las fuerzas de seguridad.

Los investigadores sospechan que la niñera, de 39 años y al parecer procedente de un país de Asia Central, estaba esperando el regreso de los padres de la niña y de un hermano mayor, cuando “por causas aún no explicadas”, cometió el asesinato del menor, prendió fuego al apartamento y abandonó el lugar, llevándose la cabeza de la niña. Se cree que podría estar bajo los efectos de las drogas o tener problemas psicológicos.

Una responsable del director del Comité de Investigación de Moscú, Julia Ivanova, ha indicado que la detenida será sometida a una evaluación psiquiátrica con el fin de determinar su salud mental.