El Cerro Porteño frena al Corinthians en Paraguay y toma el liderato del Grupo 8

El Cerro Porteño frenó el miércoles en su casa al Corinthians con un 3-2 que de paso le dio el liderato del Grupo 8 de la Copa Libertadores.

El Ciclón de Barrio Obrero empezó mal. El brasileño André Felipe enmudeció el estadio Defensores del Chaco a los 13 minutos tras aprovechar un penoso rebote del arquero Antony Silva.

Solo en el segundo tiempo, a los 49 minutos, Cerro empató con gol de Guillermo Beltrán. Le sucedió Sergio Díaz con un tanto en el 75 y Beltrán volvió a aparecer en el 82 para marcar el tercero y dar por muerto al equipo brasileño.

Pero cuando el Corinthians jugaba con nueve hombres por las expulsiones del mismo André y Rodriguinho, Giovanni Augusto consiguió marcar de penalti en el 88.

Este partido asegura el futuro del venezolano César Fárias como técnico de Cerro Porteño, donde los medios locales aseguraban que ha recibido un ultimátum de la directiva ante el pésimo rendimiento del club asunceno en el Apertura local.

Sin practicar un gran fútbol Cerro ganó en casa al Cobresal (2-1) y empataron a domicilio con el Independiente Santa Fe (0-0) por lo que se coloca líder con 7 puntos.

Ficha técnica:

3. Cerro Porteño (PAR): Anthony Silva; Carlos Bonet, Bruno Valdez, Víctor Mareco, Fidencio Oviedo; Jorge Rojas, Junior Alonso (m.68 Marcelo Estigarribia), Rodrigo Rojas (m.77, Silvio Torales), Sergio Díaz; Luis Leal y Guillermo Beltrán (m.85, José Ortigoza).

Entrenador: César Farías.

2. Corinthians (BRA): Cássio; Fagner, Felipe, Yago, Uendel; Bruno Henrique; Giovanni Augusto, Rodriguinho, Guilherme (m.60, Ángel Romero); Lucca (m.77, Alan Mineiro); y André Felipe.

Entrenador: Leonardo Bacchi ‘Tite’.

Goles: 0-1, m.13: André Felipe. 1-1, m.49: Guillermo Beltrán. 2-1: m.75: Sergio Díaz. 3-1, m.82: Guillermo Beltrán. 3-2, m.87: Giovani Augusto.

Árbitro: El peruano Diego Haro expulsó por acumulación de tarjetas a André Felipe y a Rodriguinho y amonestó a Lucca, Guillherme y Rodrigo Rojas.

Incidencias: Partido de la tercera jornada del Grupo 8 de la Copa Libertadores jugado en el estadio Defensores del Chaco, de Asunción ante unos 30.000 espectadores.

EFE