Bolivia no amenaza y tiene derecho a ejercer soberanía sobre el Silala, dice canciller

El canciller David Chuquehuanca aseveró el jueves, en la ciudad de La Paz, que el anuncio de Bolivia de estudiar medidas jurídicas para defender las aguas del Silala “no es ninguna amenaza”, pues el país tiene derecho de ejercer soberanía sobre ese manantial.

“(Anunciar que se estudiará acciones legales) “no es ninguna amenaza, nosotros tenemos todo el derecho de ejercer soberanía sobre estas aguas de los manantiales del Silala”, dijo en declaraciones al canal Unitel.

Ayer, el presidente Evo Morales en su discurso en conmemoración a los 137 años de la pérdida del mar, anunció que se estudiarán alternativas jurídicas para asumir la defensa del Silala ante las instancias internacionales correspondientes.

El canciller de Chile, Heraldo Muñoz, calificó ese anuncio de “amenaza” y aseguró que su país también podría contrademandar porque “tenemos claridad que (el Silala) es un río internacional de aguas continuas”, indicó.

Las aguas del manantial Silala nacidas en territorio boliviano andino abastecen sin contraprestación alguna hace más de 100 años varias ciudades del norte de Chile y merced a un tratado de derecho privado, el curso de agua fue conducido al norte chileno por un sistema de acueductos artificial.

Choquehuanca manifestó que el Silala es un manantial y no un río de cauce internacional como asegura Chile e invitó a autoridades del vecino país para que, acompañados por especialistas, se determine si son manantiales o río de cauce internacional.

“Cualquiera que vea, si usted va acompañado por expertos de Unesco, de Naciones Unidas, de organizaciones internacionales, si vamos nosotros a Silala y les decimos a los expertos que anoten lo que ven, así como en el cacho se anota lo que se ve, ellos van a anotar que se encuentran con manantiales, son más de 70 ojos de agua que están en territorio boliviano”, dijo.

Recordó que en 2008 se acordó con Chile realizar un estudio que debería durar cuatro años, para establecer la naturaleza de esas aguas, y se convino que mientras dure el estudio, Chile iba a pagar por el 50 % de las aguas.

En ese entonces se estimó que Chile debería pagar entre 10 y 17 mil dólares día por las aguas.

ABI