Bachelet llama a respetar los tratados internacionales para garantizar la paz

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, llamó el miércoles a respetar los tratados internacionales “como un medio para garantizar la paz y la estabilidad” en el mundo, durante una conferencia en el marco de su visita a Washington para asistir a la Cumbre de Seguridad Nuclear.

Bachelet hizo estas declaraciones en un momento en que Chile está ultimando la preparación de la contramemoria por la demanda marítima presentada por Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, y tras un reciente anuncio del presidente boliviano, Evo Morales, de una nueva demanda ante el alto tribunal de Naciones Unidas por el uso de las aguas del río Silala.

“Un elemento esencial es el principio de adhesión al Derecho Internacional, lo que incluye el estricto respeto por los tratados como un medio de garantizar la paz y la estabilidad internacional”, aseveró la presidenta, en la reunión anual de la American Society of International Law (ASIL, Sociedad Americana de Derecho Internacional).

“Esto exige respetar lo que se ha acordado y no hacer mal uso de los mecanismos que se han diseñado para resolver las diferencias que puedan existir en forma pacífica. El abuso de tribunales internacionales a través de demandas artificiales podría contribuir a erosionar los mecanismos existentes”, agregó.

Bolivia defiende que el Silala, situado en la región andina de Potosí (en el suroeste del país), contiene manantiales cuyas aguas fluyen a Chile por canales artificiales construidos en 1908, mientras que Chile sostiene que se trata de un río internacional.

En 2009, los Gobiernos de ambos países estuvieron a punto de llegar a un acuerdo para determinar el uso compartido de las aguas del Silala, sin embargo, el pacto fracasó por la negativa boliviana.

Según afirmó hoy Bachelet, la obligación de cumplir los acuerdos es un principio central del derecho internacional sobre el que se basa la “convivencia civil” de los ciudadanos y sobre el cual “aún podemos crear soluciones a las crisis en la comunidad internacional”.

Al final de su discurso, la mandataria citó al diplomático Andrés Bello, del que compartió que “las reglas establecidas por la razón o por mutuo consentimiento son las únicas que sirven para el ajuste de las diferencias entre soberanos”, en aparente alusión a Bolivia.

Además, Bachelet abordó algunos desafíos que enfrenta la comunidad internacional, como el terrorismo, los refugiados, el cambio climático o las desigualdades económicas y sociales; así como el crimen organizado y el tráfico de drogas que convierten a América Latina en la “región con la mayor tasa de homicidios”.

“El problema de los refugiados y la migración ilegal es global, pero nuestras respuestas tienden a ser nacionales y, peor aún, locales. Carecemos de un Gobierno global adecuado para ocuparnos de las crisis humanitarias globales”, lamentó la política.

Este es el segundo acto de Bachelet en Washington, después de que anteriormente diera un discurso en el Colegio Interamericano de Defensa en el que defendió el papel de las mujeres en las instituciones militares.

El viaje de tres días de la mandataria en la capital estadounidense culminará este viernes con su participación en la IV Cumbre de Seguridad Nuclear, donde coincidirá con dos otros presidentes latinoamericanos, el mexicano Enrique Peña Nieto y el argentino Mauricio Macri.

Asimismo, la mandataria chilena tiene previsto reunirse con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno.

EFE