El Papa exige solidaridad en breve visita a Lesbos y se lleva con él a un grupo de refugiados sirios

El Papa exige a Europa solidaridad en su visita de unas horas a la isla de Lesbos.

Y da la sorpresa. Para dar ejemplo, se ha llevado con él al Vaticano a doce refugiados sirios. Entre ellos, menores y enfermos.

Acompañado por el patriarca ortodoxo Bartolomé y el arzobispo de Atenas, Francisco ha saludado a los migrantes retenidos en el campo de Moria.

Y ha agradecido al pueblo griego haberles ofrecido lo poco que tenían, a diferencia quienes construyen muros para protegerse.

“Los migrantes, antes que números son personas, son rostros, nombres, historias. Europa es la patria de los derechos humanos, y cualquiera que ponga pie en suelo europeo debería poder experimentarlo. Así serán más conscientes de tenerlos también que respetar y defender”.

Los refugiados no son números sino personas con rostros, nombres e historias, y deben ser tratados como tales.

El jefe de la Iglesia católica también ha pedido a la comunidad internacional políticas de largo alcance para poner fin a las guerras, origen de esta crisis humanitaria.

Los tres líderes religiosos han tirado flores al mar en homenaje a los miles de migrantes ahogados durante su travesía.

Euronews