Defensor del Pueblo pide a indígenas que se organicen para evitar desaparecer

El defensor del Pueblo, Rolando Villena, instó a las comunidades indígenas a que superen divisiones internas y se unan para defender sus derechos como manera de evitar su desaparición a manos del Estado, que “terminará por designarlos como grupos minoritarios sin prerrogativas y sin voz”.

Villena, que presentó en el departamento amazónico de Beni el estudio “Sin Pueblos Indígenas no hay Estado Plurinacional”, consideró que si estos “no logran la unidad alrededor de sus derechos y sus reivindicaciones, más temprano que tarde este mismo Estado terminará por designarlos como grupos minoritarios sin prerrogativas y sin voz”.

Además, el funcionario recordó en un comunicado que dicha unidad también implica respetar la igualdad dentro de las propias comunidades indígenas, en referencia a la violencia hacia mujeres y ancianos.

“Ya no se puede permitir, a nombre de visiones y concepciones, costumbre o justicia comunitaria, que siga vigente la violencia hacia las mujeres y las personas adultas mayores”, sostuvo.

En las conclusiones del informe presentado, que recoge el trabajo de la Defensoría en el último lustro, se alerta de que “los pueblos indígenas están siendo peligrosamente afectados por una serie de acciones y omisiones desarrolladas desde el Estado, que parecen mostrar un interés por mantenernos en modelo colonial”.

Según el estudio, se está “limitando” el derecho de los indígenas a “decidir por sí mismos qué modelos de desarrollo quieren seguir, instrumentalizando y dividiendo a sus organizaciones y desvirtuando sus reivindicaciones para incorporarlos en un sistema impuesto y vertical, cuya única orientación es el crecimiento económico”.

Ese modelo, según el defensor, “menosprecia el valor del ser humano, la comunidad, la cultura y la diversidad”.

“En este informe, que está debidamente documentado y sustentado, hemos encontrado que sobre los pueblos indígenas se concentra la suma de todas las vulneraciones”, argumentó, y resaltó la falta de respeto “a sus formas de vida y a sus territorios”.

Se trata, agregó, de “mecanismos y conductas que niegan la plurinacionalidad, la diversidad y los principios éticos sobre los que el pueblo decidió que se construya un nuevo Estado”.

Las denuncias de Villena sobre la vulneración de los derechos de los indígenas han sido motivo de fricción con el Gobierno de Evo Morales, que ha acusado al funcionario, que finaliza ahora su mandato, de politizar el cargo por cuestionar la actuación estatal en este ámbito.

Entre las cuestiones que se abordan en el informe, indica la Defensoría, figuran “la consulta previa libre e informada, las autonomías indígenas originarias campesinas, tierra y territorio, Madre Tierra, el derecho a un medio ambiente sano y saludable y el derecho a aplicar sus normas propias y definición de su desarrollo”.

Para el estudio se ha empleado la información generada en todo el país por la Defensoría en los últimos cinco años, se recogieron opiniones de las organizaciones indígenas y se solicitaron datos a varias instituciones del Estado.

EFE