Aeropuerto Juana Azurduy cierra y traspasa operaciones al aeródromo Alcantarí

El aeropuerto Juana Azurduy de Padilla de la ciudad de Sucre dejó de funcionar oficialmente el sábado después de 40 años para traspasar todas sus operaciones al nuevo aeródromo Alcantarí, que tendrá la condición de internacional.

Durante este sábado el antiguo recinto ya no recibió ni despidió vuelos y la jornada se destinó a realizar el traslado de los servicios aeroportuarios y las oficinas de las cuatro aerolíneas que comercializan este destino, según publicó el diario El Correo del Sur, de Sucre.

En su último día operativo, el viernes, el aeropuerto Juana Azurduy de Padilla registró trece salidas y el mismo número de llegadas y la última operación correspondió a un vuelo con destino a La Paz de la compañía Amaszonas.

Este aeródromo, que abrió sus puertas en 1976 a poco menos de seis kilómetros de Sucre, se encuentra a unos 2.900 metros sobre el nivel del mar, solo operaba con luz diurna y eran frecuentes las cancelaciones cuando se producía mal tiempo que dificultara la visibilidad.

Está previsto que las instalaciones pasen a la Fuerza Aérea Boliviana (FAB).

El nuevo aeropuerto de Alcantarí se encuentra a unos 25 kilómetros de la capital constitucional boliviana, en el municipio de Yamparáez, y está a la espera de que el Consejo Internacional de Aeropuertos ratifique su condición de aeródromo internacional, según la agencia estatal ABI.

Las instalaciones, que fueron inauguradas hace un año a pesar de que las obras no habían finalizado, comenzarán a operar este domingo y el primer vuelo previsto pertenece también a la compañía Amaszonas.

EFE