Chile retomará el diálogo por el Silala cuando Bolivia “desista de lo que hace”

Chile volverá a conversar con Bolivia por el río Silala “cuando se retome la agenda de los 13 puntos y desista lo que está haciendo actualmente”, dijo el jueves el agente de Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) por la demanda marítima boliviana, José Miguel Insulza.

Las constantes declaraciones de las autoridades bolivianas contra Chile “empeoran las relaciones entre ambos países”, señaló Insulza en una entrevista con radio Biobío.

Según el ex secretario general de la OEA, esa actitud boliviana lo que logra “es echar a perder nuestras relaciones. Independiente de que no tengamos relaciones diplomáticas con Bolivia, nuestras relaciones eran razonablemente buenas”.

Añadió que “lo que pasa es que el clima entre los países, la idea de que hay que buscar una solución, se ha perdido mucho, y se ha perdido por el desagrado, es el clima lo que se echa a perder más que la posición frente a la Corte (Internacional de La Haya)”, afirmó.

Asimismo, señaló que la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, no se refiere constantemente a los temas con Bolivia porque “no es bueno”, y aseguró que el mandatario del país andino, Evo Morales, “lo toma de manera personal”.

“La presidenta Bachelet no habla a cada rato de esto porque no es bueno, no es bueno que se convierta en una pelea entre altos dignatarios”, recalcó el también excanciller chileno.

“Lo de la base (militar) fue completamente innecesario, fue inútil, como los Consejos, Comisiones que crean, es para exacerbar los ánimos, consiguen lo contrario a lo que buscan, consiguen alejar más a Chile, consiguen lo contrario de lo que sería aconsejable. Somos vecinos y ellos lo echan a perder”, manifestó el agente chileno.

Los Gobiernos de ambos países polemizaron en los últimos días por la denuncia que hizo el Ejecutivo boliviano sobre la supuesta existencia de un destacamento militar chileno cerca del Silala.

Chile ha intentado demostrar que posee un puesto de patrullaje militar 300 kilómetros al norte del Silala para apoyar la lucha policial contra el narcotráfico y el contrabando del lado boliviano de la frontera.

Y el presidente Morales dijo este lunes que estaba convencido de que Chile había retrocedido en la idea de instalar una base militar cerca de las aguas del Silala.

Bolivia sostiene que el Silala, en la región andina de Potosí (suroeste), son manantiales que fluyen a Chile por canales artificiales construidos en 1908, por lo que varias veces ha exigido una compensación económica al Gobierno chileno.

Chile, en cambio, defiende que se trata de un río que discurre por territorio internacional y que tiene derecho al uso de ese recurso natural.

Las autoridades bolivianas han señalado que por este asunto preparan una demanda contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ), que se sumaría al litigio que entabló en 2013 en procura de obtener un acceso soberano al Océano Pacífico.

EFE