Abogados marchan contra la detención del defensor de Gabriela Zapata

Centenares de juristas se manifestaron el viernes en La Paz para protestar contra la detención del abogado Eduardo León, defensor de la expareja del presidente Evo Morales, que está acusado de montar el supuesto engaño de presentar en la Justicia a un niño como si fuera hijo del mandatario.

El presidente interino del Colegio de Abogados de La Paz, Franz Kaune, manifestó a los medios que la detención de León atenta contra normas internacionales que defienden la inviolabilidad de los abogados en el ejercicio de su trabajo.

Por ello, anunció un reclamo ante la Organización de Naciones Unidas que, si prosperase, haría al Estado boliviano responsable de atentar contra los derechos de León, que es uno de los defensores de Gabriela Zapata, la exnovia de Morales.

La Policía busca también a los abogados William Sánchez y Walter Zuleta, que son los otros dos defensores de Zapata.

Los juristas están acusados de trata y tráfico de personas por haber supuestamente aprobado el uso de un niño para hacer creer a una jueza que era el hijo secreto del mandatario y Zapata y sobre cuya existencia se viene polemizando desde febrero pasado.

Fue el abogado de Morales, Gastón Velasquez, el que acusó a los abogados y a una tía “espiritual” de Zapata, Pilar Guzmán, de trata de personas.

Un juzgado ordenó anoche recluir a Guzmán como parte de esa trama y hoy debía celebrar una audiencia para definir la suerte de León, pero la misma se ha suspendido debido a la excusa de un juez.

“Estamos en las calles porque el Gobierno ejerce represión al detener a un colega y perseguir a otros dos”, dijo a Efe la abogada Marta Requena, miembro del Colegio de Abogados de La Paz.

El abogado defensor de León, Ricardo Maldonado, exigió ante los medios “el cumplimiento de la ley de abogacía, el respeto al derecho al trabajo y el ejercicio libre de la profesión de abogado”.

La manifestación, que pasó por la Corte de Justicia Departamental de La Paz, el Ministerio de Justicia y terminó en el Colegio de Abogados, coreó consignas por la libertad profesional y contra la supuesta corrupción del Gobierno.

El fiscal de Distrito de La Paz, Edwin Blanco, justificó las acciones contra los juristas y sostuvo que se debería poner en la balanza de la Justicia “los derechos de este niño y los derechos de las personas que se sienten afectadas”.

Los manifestantes pidieron hoy insistentemente cárcel para el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, a quien acusan de haber sido parte de supuesto actos delictivos con Zapata.

El ministro ha acusado a Zapata de usar oficinas de ese ministerio para montar una organización criminal con el fin de obtener beneficios económicos, pero niega haberla conocido o autorizado su ingreso a esas instalaciones.

La movilización recibió abundantes muestras de apoyo y aplausos de los viandantes a su paso por el centro de la ciudad, y también contó con la presencia de muchos estudiantes de Derecho.

Al menos en otras cuatro capitales departamentales, Santa Cruz, Cochabamba, Oruro y Tarija, se registraron marchas similares.

EFE