Zoo de Estados Unidos mata a un gorila después de que un niño cayera en su jaula

La dirección del zoo de Cincinatti (Ohio, EE.UU.) ha tomado una controvertida decisión: matar a uno de sus gorilas después de que un niño de 3 años cayera en el recinto del animal. Los hechos ocurrieron el sábado cuando el pequeño se encaramó a una valla y cayó al foso donde habitaba Harambe, un gorila macho de 17 años y más de 180 kilos de peso. El animal cogió al niño y lo estuvo arrastrando por el recinto durante unos minutos agónicos para la familia y los visitantes que contemplaban la escena.

Como se aprecia en las imágenes, el gorila arrastra al pequeño por el agua del recinto. En un momento se para y no parece tener una actitud agresiva con el niño. Entre el momento en que el pequeño cayó a la jaula y el instante en que el personal del zoo mató a Harambe transcurrieron unos 10 minutos, según ha precisado el director del zoo,Thane Maynard.

El equipo de intervención de animales peligrosos del zoo de Cincinatti tomó la decisión de abatir al animal, descartando la opción de dispararle un tranquilizante porque este no habría tenido un efecto inmediato y podría haber alterado al animal. “El equipo de intervención consideró que era una situación de vida o muerte. Su decisión salvó la vida del niño”, ha asegurado Maynard. El pequeño fue hospitalizado por heridas leves pero está fuera de peligro, según la policía.

La decisión, sin embargo, ha despertado polémica. Más de 73.000 personas han firmado una petición en Change.org en la que critican a la dirección del zoo por matar al gorila, perteneciente a una especie protegida, y a los padres del niño “por no supervisar” a su hijo. En Facebook, la página ‘Justice for Harambe’ (Justicia para Harambe) tenía anoche más de 24.000 ‘me gusta’.

panamericana.bo