Facebook y Twitter eliminarán publicaciones de odio e intolerancia en un lapso de 24 horas

Facebook, Twitter, Youtube y Microsoft se aliaron con la Unión Europea para combatir las manifestaciones de odio en la red.

Los gigantes de internet se apegarán a un nuevo conjunto de reglas diseñado para impedir que los contenidos racistas, violentos o ilegales se vuelvan virales. Acordaron revisar la “mayoría” del contenido reportado en un lapso de 24 horas y eliminarlo si fuera necesario.

También se comprometieron a capacitar a su personal y a colaborar para resolver el problema.

Vera Jourova, comisionada de justicia de la Unión Europea para el caso, dijo que el combate a las manifestaciones de odio en línea se ha vuelto cada vez más urgente.

“Desafortunadamente, las redes son una de las herramientas que los grupos terroristas usan para radicalizar a los jóvenes y que los racistas usan para esparcir la violencia y el odio”, dijo.

Las empresas también acordaron que promoverían “narrativas independientes” para contrarrestar las manifestaciones de odio, mismas que incluirán contenidos que promuevan la no discriminación, la tolerancia y el respeto.

La mayoría de las empresas ya tienen su propio reglamento y sus propios estándares comunitarios.

Hace unos meses, Twitter expandió el equipo que revisa los reportes de actividad terrorista en la red. Twitter señaló en febrero que en tan solo siete meses había cerrado 125.000 cuentas por amenazas o por promoción de actos terroristas. La mayoría de los propietarios de las cuentas estaban afiliados a ISIS o lo respaldaban, según Twitter.

“Nos esforzamos por encontrar un equilibrio entre el dar a la gente el poder de expresarse y garantizar un entorno respetuoso”, dijo Monika Bickert, directora de administración de políticas globales de Facebook.

“Exhortamos a la gente a usar nuestras herramientas para reportar el contenido que crean que viola nuestros estándares para que podamos investigar”.

Facebook señaló que recibe hasta un millón de reportes de violaciones todos los días.

Microsoft cambió sus condiciones de uso a mediados de mayo con el fin de “prohibir específicamente la publicación de contenidos terroristas en [sus] servicios al consumidor”, tales como OneNote, un programa de documentos en la nube.

Las grandes empresas de tecnología también se reunieron con funcionarios del gobierno estadounidense a principios de este año para determinar cómo impedir que ISIS reclute terroristas en las redes sociales. El gobierno de Barack Obama pidió a las empresas que desarrollen técnicas para detectar la radicalización y para bloquear mensajes, fotos y videos pro-ISIS.

CNN