Cívicos alistan marcha tras el entierro de las víctimas de la vigilia de discapacitados

Las dos personas que perdieron la vida en la vigilia de los discapacitados en Cochabamba ya fueron enterradas y los cívicos de esta región ahora alistan una marcha para el próximo martes en apoyo a este sector social que exige al gobierno un bono mensual de 500 bolivianos.

El presidente del Comité Cívico de Cochabamba, Juan Flores, quien asistió al entierro de Angélica Peñaloza, dijo que darán un ultimátum a las autoridades del Ejecutivo para que de una vez atiendan el pedido de las personas con discapacidad.

“Debemos salir de las casas todo el pueblo el próximo martes a una gran marcha en respaldo de nuestra población con discapacidad, para pedir justicia y para dar un plazo a nivel nacional al Gobierno para que pueda asignar la renta que tanto están exigiendo estos compañeros”, afirmó.

El emotivo último adiós de Angélica 

Cerca al medio día de este sábado, Angélica Peñaloza, mujer que perdió la vida arrollada por un vehículo, al igual que su compañero de lucha Joaquín Quiroz, fue enterrada en el cementerio cochabambino en medio de varias muestras de solidaridad e indignación.

Hasta ayer no se conocía sobre el paradero de los familiares de Peñaloza, sin embargo, al entierro llegaron su padre de nombre Zenón y su hermano Sandro, quienes aseguraron que viven en Patacamaya (La Paz) y recién se enteraron de la muerte de su familiar a través de los medios de comunicación.

“Nosotros somos una familia muy humilde, somos 16 hermanos (…) pero a mi sobrina y mi sobrino que quedaron huérfanos tras la muerte de mi hermana me los voy a recoger, me haré cargo de ellos, ayúdenme ustedes a recuperarlos”, dijo Sandro.

El joven contó que desde hace 12 años no tenía conocimiento sobre su hermana ahora fallecida porque ella continuamente cambiaba de domicilio y de ese modo perdieron contacto.

Una funeraria trasladó los restos de Angélica desde el Viaducto, donde fue velada, hasta la puerta del cementerio. Sandro informó que los gastos fueron cubiertos gracias a la colaboración que recibieron de parte de la sociedad civil.

David Cayo, representante nacional de los discapacitados, expresó su impotencia por la pérdida de sus compañeros y la dirigente Rosemery Huarita agregó que este día se constituye en una de las jornadas más dolorosas para las personas con discapacidad, pero también aseguró que pese a ello, la lucha del sector continuará hasta conseguir el bono.

“Es más doloroso para nosotros enterrar a nuestra compañera en el día de su cumpleaños, es también doloroso que esta mujer deje a su hija y su hijo en la orfandad, pero más duele saber que sus hijos ni siquiera saben en este momento que su madre está siendo enterrada”, expresó.

Angélica Peñaloza y Joaquín Quiroz, quien fue enterrado el viernes, perdieron la vida tras la embestida de un vehículo Suzuki, con placa 4045 UYP, que era conducido por una joven de 21 años que además se encontraba en estado de ebriedad. En el hecho también resultaron heridas otras cinco personas, entre ellas la péquela hija de Angélica que tiene sólo 11 años.

ANF