Ángela Castro será la abanderada de Bolivia en los Juegos Olímpicos de Río 2016

Ángela Castro, la marchista boliviana que corrió contra muchos inconvenientes en su vida obtuvo un gran premio por no rendirse, no sólo estará en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, sino que también será la abanderada de Bolivia en la ceremonia inaugural del 5 de agosto en el estadio Maracaná.

“Orgullosa de que me hayan elegido entre muchas deportistas. Son mis primeros Juegos y estoy muy contenta. Era un sueño y nunca me imaginaba”, dijo la atleta de 23 años al ‘Panamericano Deportivo‘ tras enterarse de la noticia.

La historia de Ángela Castro es dura. Tuvo que batallar con problemas de salud desde el comienzo de su vida. Nació con un displasia de cadera. Nació de pie, ya que en Bolivia dicen que eso es de buena suerte. Pero le jalaron las costillas y ahí le lastimaron las caderas. Cuando tenía ocho meses y quería pararse, se paraba con un pie. Pero con el otro no podía, estaba muy arriba. Su mamá la llevó al hospital le dijeron que era un poco tarde, que debía haberla llevado a los tres meses. Por lo que ahora, tenían que operarle.

Optaron por hacerle fisioterapia en vez de cirugía, pera ver si funcionaba, y le enyesaron dos meses. A los dos años empezó a caminar, dio sus primeros pasos. El doctor le dijo a su madre que no tenía que hacer deporte ni esfuerzos.

En marzo pasado logró la marca mínima en la marcha de 20 km. con 1h35m06s. Y un mes después, en Ecuador, ganó el Campeonato Sudamericano con 1h34m31s. En mayo, durante la Copa del Mundo en Roma, fijó el récord de Bolivia con 1h30m33s.

panamericana.bo