Gobierno inaugura catorce sistemas de agua potable financiados por España

Catorce comunidades rurales del departamento de La Paz estrenaron el viernes sistemas de agua potable y saneamiento con una financiación total de 1,38 millones de dólares que asumió fundamentalmente la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid).

La entrega de las obras se efectuó en la comunidad de Alto Collana, una de las beneficiarias del proyecto, en un acto al que asistieron el embajador español, Ángel Vázquez, y la ministra de Medio Ambiente y Agua, Alexandra Moreira.

Las comunidades que estrenaron los sistemas tienen cada una menos de 500 habitantes y se encuentran en el municipio de Sica Sica, en el Altiplano de La Paz.

“La cooperación española tiene en el agua y el saneamiento uno de sus pilares esenciales en Bolivia“, sostuvo el embajador español en declaraciones a Efe.

Bolivia es un país que ha promovido mucho el derecho humano al agua. España y Bolivia han promovido ese derecho en las Naciones Unidas y la materialización más evidente es llevar agua y saneamiento a las comunidades y barrios de Bolivia“, dijo.

Las obras inauguradas forman parte de un programa para dotar de agua potable y servicios de saneamiento a comunidades rurales financiado con un total de 33 millones de dólares, de los que la Aecid aporta un 45,25 %, otro tanto un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el resto los municipios.

El programa -que cuenta con cinco años para su ejecución desde 2012- dotará de nuevas conexiones de agua potable a 11.230 hogares en comunidades con menos de 2.000 habitantes.

Asimismo, en localidades de entre 2.000 y 10.000 pobladores, el plan prevé habilitar agua potable en 9.804 viviendas, alcantarillado para 9.615, y rehabilitar los sistemas de agua de otros 2.765 hogares.

En casos como los de las comunidades de Sica Sica, las obras suponen construir un mecanismo de bombeo hasta una planta potabilizadora, desde donde el agua se distribuye por tuberías a los hogares de cada pueblo.

Al tratarse de comunidades pequeñas, el sistema de saneamiento son baños ecológicos en lugar de alcantarillado.

Cada familia se encarga de construir la infraestructura para el baño, mientras que el depósito, el urinario y váter los instalan empresas mediante licitaciones del Ministerio.

El sistema permite separar la orina de las heces y aprovecharlos para usos agrícolas, explicó a Efe una técnica del BID, Cristina Mecerreyes, cuya institución administra la ejecución de los fondos.

Cada comunidad administra la recaudación tarifaria y el mantenimiento del sistema mediante la respectiva Entidad Prestadora de Servicio de Agua (EPSA).

La ministra Moreira destacó la importancia de llevar el agua potable y saneamiento a las comunidades más dispersas, a pesar de que “incluso es más caro” que obras similares en las zonas urbanas.

Resaltó “el acompañamiento social y el empoderamiento” de las comunidades beneficiarias en este caso, ya que no todos los municipios gestionan adecuadamente los recursos y las obras entregadas, según reconoció.

Moreira agradeció el compromiso de la Aecid y resaltó el fondo que ha generado el Gobierno español para financiar este tipo de proyectos en Bolivia.

“Es altamente importante la cooperación internacional porque siempre van a faltar recursos financieros”, reconoció.

La técnica municipal que se ocupa de la gestión en Sica Sica, Edith Espejo, relató que la implementación de los sistemas se enfrentó en un primer momento a resistencias de los habitantes, que temían pagar más por el agua.

Sin embargo, destacó la creciente “concienciación”, ya que desde 2013 hasta el momento el municipio -que tiene 87 comunidades rurales- pasó de tener doce Epsas a 52.

De todas estas comunidades, solo 22 tienen sistemas de agua potable y saneamiento en correcto funcionamiento, 17 carecen de ellos y el resto se sitúan en un estado intermedio, con proyectos en marcha o instalaciones mal gestionadas, explicó Espejo.

Las obras están financiadas por el Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento, proyecto estrella de la cooperación española durante la gestión del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, que comprometió en 2007 casi 1.300 millones de dólares para América Latina en financiación directa y créditos del BID.

EFE