Evo Morales pide a Bachelet que no tema a “patriarcas” como el canciller chileno

El presidente Evo Morales pidió el domingo a su homóloga de Chile, Michelle Bachelet, que no tema a la “verdad”, ni a “patriarcas” como el ministro de Exteriores de ese país, Heraldo Muñoz.

“Hermana Bachelet no le tenga miedo a patriarcas como Muñoz, ni a la verdad. Trabajemos juntos por el derecho de nuestros pueblos hermanos”, escribió Morales en su cuenta de Twitter.

El mandatario se pronunció en este sentido horas después de que partiera desde La Paz una delegación encabezada por el canciller David Choquehuanca, que verificará en los puertos del norte chileno denuncias de supuestos atropellos a los camioneros bolivianos y de violaciones al Tratado de 1904.

Las autoridades de La Paz sostienen que las obligaciones chilenas para con el comercio internacional boliviano son el resultado del citado tratado firmado tras la guerra del Pacífico (1879), en la que Bolivia perdió su territorio costero ante tropas de Chile.

Acompañan a Choquehuanca el vicecanciller Juan Carlos Alurralde; el presidente del Senado, Jose Gonzales; la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, y otros seis parlamentarios, además de representantes de los transportistas y periodistas.

El primer destino de la comitiva, que viaja por carretera, será la ciudad chilena de Arica, donde permanecerá hasta el lunes y posteriormente se dirigirá a Antofagasta.

El Gobierno chileno ha criticado el viaje y lo considera una visita privada porque no se han seguido los protocolos diplomáticos que corresponden.

La Cancillería chilena emitió este sábado una declaración en la que tildó la visita boliviana como una “descortesía flagrante” que obedece a una “operación mediática para seguir cuestionando el Tratado de 1904 y para encubrir problemas domésticos como el anunciado paro nacional de camioneros en Bolivia“.

En declaraciones a Efe antes de viajar, Choquehuanca sostuvo que “formalmente” hubo comunicaciones con las autoridades de Chile con un intercambio de notas verbales sobre la visita y que las mismas incluso les ofrecieron seguridad policial para su desplazamiento.

También aseguró que la visita “no es privada, es pública, es una visita de trabajo”.

EFE