Concluye con tres muertos y un herido grave la toma de rehenes en una iglesia de Francia

Concluye con tres muertos la toma de rehenes que ha tenido lugar esta mañana en una iglesia de Normandía, en el norte de Francia. Las víctimas son los dos armados que retuvieron a varias personas en el templo y el cura, que fue degollado por los atacantes. Otro de los rehenes está herido y se encuentra en estado crítico.

El presidente francés, François Hollande y el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, se han desplazado a la localidad para conocer de primera mano lo ocurrido.

Los dos atacantes llegaron poco después de las 9 de la mañana a la iglesia de Saint Etienne du Rouvray, cerca de Ruán y secuestraron a un cura, dos monjas y varios fieles y trabajadores del templo. La motivación todavía se desconoce.

Ha habido un gran despliegue tanto de las fuerzas de seguridad como de los bomberos y servicios sanitarios en torno a esta iglesia situada en el centro de la localidad.

Según testigos se escucharon al menos una decena de disparos, aunque se cree que los secuestradores iban armados con cuchillos.

La unidad de intervención de la policía se trasladó inmediatamente a la localidad y al poco tiempo informó que los atacantes habían sido neutralizados.

Euronews