Gobierno responderá al pliego de los cooperativistas por escrito el miércoles

El Gobierno responderá por escrito al pliego de 10 puntos de los cooperativistas mineros hasta el miércoles de la próxima semana y espera la respuesta del sector, también por escrito, para luego instalar la mesa de negociación. Esa fue la conclusión del diálogo que se instaló la noche de este viernes en la Vicepresidencia tras la suspensión del bloqueo de caminos que había tenido en vilo al país desde el día miércoles.

“Lo que nosotros hemos expresado con mucha claridad es que vamos responder a la agenda de 10 puntos de manera escrita y el día miércoles vamos a entregar la respuesta de forma escrita a los 10 puntos que ha presentado Fencomin, toda vez que ellos han presentado su agenda recién el día martes al medio día y han iniciado las medidas de presión el día miércoles”, dijo el ministro de Minería, César Navarro, alrededor de la 1 de la madrugada de este sábado cuando concluyó el encuentro.

La autoridad espera que la respuesta tenga seriedad y que sea “de una manera más serena, sin ningún tipo de exaltaciones”.

El presidente de la Federación de Cooperativas Mineras de Bolivia (Fencomin), Carlos Mamani, informó que hay 18 cooperativistas detenidos en la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC) de El Alto y que el sector espera su liberación hasta el lunes para continuar con las negociaciones.

Al respecto, el ministro Navarro indicó que el Ejecutivo colaborará con un grupo de abogados para verificar la situación legal de estas personas.

Sin embargo, según Navarro, las autoridades expresaron en la mesa del diálogo que los mineros cooperativistas que “han tomado medidas demasiado apresuradas y que son responsables de  muchas acciones de violencia, también hemos manifestado que algunos dirigentes han utilizado términos que han generado un tipo de violencia y ese tipo de violencia la que la condenamos de manera drástica”.

Por su lado, según la autoridad, los cooperativistas se comprometieron a mantener transitables las carreteras del país y a no adoptar “ninguna medida de presión”.

Los cooperativistas mineros son aliados políticos del Gobierno e, incluso, tienen curules parlamentarios y cargos dentro del Órgano Ejecutivo.

Pese a eso, el miércoles de la semana que concluye iniciaron un bloqueo nacional de caminos que dejó el saldo de más de cien policías heridos y más de 90 policías que fueron tomados de rehenes y que luego fueron intercambiados con cooperativistas detenidos.

En medio de los actos de violencia, el Gobierno reforzó el control policial en las carreteras por lo que los cooperativistas decidieron levantar el bloqueo e iniciar el diálogo con el Gobierno.

Los cooperativistas mineros en primera instancia se oponen a una norma que permite la sindicalización en las cooperativas y, al margen de eso, presentaron un pliego de 10 puntos que incluye la libre asociación con empresas privadas.

El Gobierno ha rechazado esa posibilidad porque significaría violar la Constitución y las leyes.

El presidente de la Confederación de Cooperativas Mineras de Bolivia, Albino García, declaró que es falso que su sector quiera entregar las concesiones mineras a privados porque, según dijo, las empresas se manejan en áreas de más de cien cuadrículas, mientras que los cooperativistas tienen solamente alrededor de cinco cuadrículas.

“El ministro habla porque le cuentan, pero no sabe”, dijo García en referencia al ministro de Gobierno, Carlos Romero, quien señaló que la libre asociación es el verdadero motivo de la protesta.

ANF