Suman 27 los heridos en choques entre mineros y policías

Los enfrentamientos entre la Policía y los mineros que bloquean carreteras en Bolivia dejaron el martes al menos 27 heridos, entre ellos catorce agentes, una docena de obreros y un periodista, informaron fuentes oficiales y del sector movilizado.

Los mineros pertenecen a las cooperativas que este martes reanudaron el bloqueo de varias carreteras para rechazar una ley promulgada el viernes por el presidente del país, Evo Morales, que permite crear sindicatos en ese tipo de instituciones.

Jefes policiales de las ciudades de La Paz y Oruro informaron a los medios de que al menos catorce agentes fueron heridos en Panduro, a unos 180 kilómetros de la capital paceña, al ser agredidos por pedradas, palos y explosiones de dinamita.

Durante varias horas, los policías intentaron con gases lacrimógenos desbloquear Panduro pero los mineros respondieron lanzando cargas de dinamita, según los medios locales.

El máximo dirigente de las Federación de Cooperativas Mineras (Fencomin), Carlos Mamani, dijo en una rueda de prensa que doce de los afiliados a ese sector también fueron lesionados en los choques y aseguró que hay heridos con balas de goma y de armas de fuego.

El ministerio de Gobierno negó en un comunicado que la Policía haya usado armas de fuego en sus operaciones para desbloquear las carreteras y dijo que pedirá a la Fiscalía hacer exámenes forenses de los manifestantes que sufrieron heridas.

El ministerio aseguró que esa es una versión “infundada” que los dirigentes mineros manejan “de manera falaz e irresponsable”.

Además, producto del conflicto, en horas de la tarde se reportó que el camarógrafo del canal de televisión boliviana Cadena A, Roger Salazar Acosta, resultó herido producto de un golpe en la cabeza.

Según ese medio, los mineros agredieron al periodista con palos y destruyeron su equipo de trabajo.

Durante la mañana, los uniformados detuvieron a una decena de mineros y confiscaron dos vehículos que transportaban dinamita a los puntos de protesta.

En diferentes lugares, alrededor de 2.500 trabajadores impidieron el tránsito en rutas de los departamentos de La Paz, Oruro y Potosí, tres de los nueve departamentos del país, aunque en varios lugares los policías intervinieron para despejar las carreteras.

El Gobierno sostiene que la reforma legal sobre los sindicatos en las cooperativas no alcanzará a las organizaciones mineras, por lo que cree que detrás de las protestas hay un trasfondo vinculado a un intento de las cooperativas de tener más beneficios del Estado.

A diferencia de las cooperativas de otras áreas, las mineras funcionan internamente con grupos minoritarios de patrones y decenas de miles de trabajadores subcontratados en condiciones de explotación, según investigaciones realizadas en el sector.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, denunció la existencia supuestamente irregular de 31 contratos suscritos por cooperativas mineras con firmas privadas sobre concesiones del Estado y al margen de la empresa estatal Corporación Minera de Bolivia (Comibol).

Estos bloqueos se producen tras las jornadas violentas que tuvieron lugar hace dos semanas, en las que decenas de agentes resultaron heridos y fueron tomados como rehenes por horas, y que derivó en el encarcelamiento de diez mineros.

EFE