Sedes Santa Cruz recomienda a la ciudadanía asumir medidas preventivas ante la contaminación ambiental

En el oriente boliviano se han reportado en las últimas semanas niveles alarmantes de contaminación ambiental y problemas  respiratorios en la población, debido a la humareda que han provocado los incendios desmedidos.

Joaquín Monasterios, director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) Santa Cruz, manifestó que si bien la contaminación ha causado problemas a la salud de la ciudadanía, de momento no tienen un informe exacto de los casos.

Monasterios recomendó a la ciudadanía utilizar barbijos, no realizar ejercicios al aire libre, lavarse permanentemente la cara, brazos, manos y piernas para evitar problemas de la piel.

Por otro lado, la autoridad del Sedes Santa Cruz aseguró que están siendo controlados los incendios, pero que los fuertes vientos reavivan el fuego.

Por su parte, Enrique Bruno responsable de la secretaría de Seguridad Ciudadana de la gobernación de Santa Cruz, a tiempo de informar que el municipio de Comarapa se declaró en emergencia, ha manifestado su preocupación por el incremento considerable de incendios en esa región.

Sostuvo que si bien no se han superado los registros de focos de calor de la gestión 2010, se teme que los mismos vayan en aumento y afecte aún más a la ciudadanía.

Frente a esa situación, el funcionario ha indicado que la gobernación en coordinación con Defensa Civil y otras instituciones continuará atendiendo casos de emergencia, tal como ocurre en el municipio de Santa Rosa de Sara, donde los incendios afectaron a las viviendas.

panamericana.bo