Una bomba en un mercado en Filipinas deja al menos 14 muertos y decenas de heridos

Al menos 10 personas murieron y 60 resultaron heridas en una explosión ocurrida en un mercado nocturno en la ciudad de Davao, en el sur de Filipinas, informó un portavoz de la presidencia en Manila.

Davao, situada en la isla de Mindanao, 960 kilómetros al sur de Manila, es la ciudad de la cual procede el controvertido presidente filipino, Rodrigo Duterte.

Según medios locales, el mandatario se encontraba en Davao en el momento de la explosión.

El portavoz de la presidencia Ernesto Abella dijo que se desconoce la causa de la detonación. “No hay nada definitivo al respecto”, señaló.

Sin embargo, una portavoz de la policía apuntó a la posiblidad de que se debiera a una bomba, debido a que muchos sufrieron heridas de metralla.

En el momento de la explosión, el mercado situado en el centro de la ciudad estaba lleno de clientes.

En otra parte de la isla, extremistas musulmanes luchan desde hace décadas por una mayor autonomía. Además, el grupo terrorista Abu Sayyaf tiene allí su sede central. El grupo financia su lucha con el secuestro de extranjeros. Hace poco amenazó con ataques en medio de una ofensiva militar en su contra en otra isla, en la sureña Jolo.

Duterte es controvertido por su dura actuación contra el narcotráfico en todo el país, que ya llevó a cabo en su Davao natal. El presidente llamó públicamente a matar a los narcotraficantes y los activistas de derechos humanos lo acusan de tolerar escuadrones de la muerte en la ciudad.

Desde finales de los años 90 murieron muerto más de 1.400 sospechosos en su ciudad, la mayor parte asesinados en plena calle, sin que nadie haya respondido por ello.

EFE