Terremoto de 5,3 grados en Corea del Norte podría deberse a nueva prueba atómica

Coreadel Norte llevó a cabo este viernes su quinta prueba nuclear, la segunda este año y con la mayor potencia hasta el momento, que provocó un sismo de al menos una magnitud 5,0 y una amplia condena de sus vecinos e incluso de sus tradicionales aliados ante el temor de un aceleramiento de sus capacidades nucleares.

Una “cabeza nuclear” fue detonada exitosamente, informó hoy la televisión estatal del país estalinista, que celebra hoy el 68 aniversario de la fundación de su Estado por Kim Il-sung, abuelo del actual líder Kim Jong-un.

“Estimamos que el Norte realizó el test hasta ahora de mayor potencia”, calculado en unos 10 kilotones, señaló un comunicado del Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur, citado por agencia Yonhap. A modo de comparación, la bomba lanzada por Estados Unidos en la japonesa Hiroshima era de 16 kilotones.

Gran poder destructivo

El Instituto de Armas Nucleares del país señaló en un comunicado que el objetivo era comprobar “el rendimiento de una cabeza nuclear”. Pyongyang está en situación de fabricar cabezas nucleares de forma estandarizada que puedan montarse en misiles balísticos estratégicos y de “producir a discreción muchas cabezas con gran poder destructivo más pequeñas y ligeras y de distinto tipo”, añadió. Se cree que el objetivo del líder norcoreano es tener capacidad de alcanzar a Estados Unidos.

El primer signo del ensayo fue el terremoto, cuya magnitud fue cifrada en 5,3 por las autoridades sismológicas estadounidenses, detectado cerca del sitio de pruebas nucleares de Punggye-ri, donde en enero Corea del Norte ya había llevado a cabo su cuarta prueba nuclear, según informó el Estado Mayor surcoreano.

El ensayo tuvo lugar efectivamente en la base de Punggye-ri, al nordeste del país, el mismo lugar donde Corea del Norte ya detonó explosivos nucleares en 2006, 2009, 2013 y en enero de este año.

DW / Euronews