Parlamento venezolano continúa juicio a Nicolás Maduro en accidentada sesión

Diputados de la oposición venezolana denunciaron el jueves un corte de energía eléctrica en el hemiciclo para intentar prohibir la continuación de la sesión donde se discute el juicio político contra el presidente Nicolás Maduro.

En medio de un agravamiento de la crisis política, el Parlamento, dominado por la oposición, aprobó el martes el inicio de un juicio político al mandatario socialista bajo acusaciones de quebrar el orden constitucional.

Sin embargo, a diferencia de lo que ocurrió en Brasil, donde Dilma Rousseff terminó siendo destituida, la decisión de la Asamblea Nacional (AN) podría ser bloqueada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en manos de aliados de Maduro.

“Informo que cortaron la electricidad en el Palacio Federal Legislativo y en el edificio administrativo de la AN”, escribió el presidente del Congreso, el opositor Henry Ramos, en su cuenta de Twitter. Pese a todo, la junta directiva de la AN advirtió que la sesión no se suspenderá.

Parlamentarios opositores han denunciado que el Gobierno ahoga su trabajo diario con cortes de luz, prohibición para abordar vuelos comerciales y usando al máximo tribunal del país para bloquear las leyes que sancionan.

Buscando todos los resquicios legales para acortar el mandato de Maduro, la AN evaluará además la figura de “abandono del cargo”, argumentando que el presidente traicionó los designios para los que fue elegido, como respetar la Constitución, la democracia y buscar el bien común. Esa figura contempla la convocatoria a elecciones.

La semana pasada, el Consejo Nacional Electoral (CNE) pospuso un referéndum revocatorio contra Maduro. La medida irritó a la oposición, que pretende celebrar la consulta antes del 10 de enero del 2017 ya que, si se hace luego de esa fecha y Maduro es revocado, no se celebrarían nuevas elecciones y sería el vicepresidente quien concluiría el mandato, asegurando la permanencia del “chavismo” en el poder hasta 2019.

En reclamo por la suspensión del referéndum, cientos de miles de opositores inundaron las calles del país el miércoles, en una protesta que terminó con un policía fallecido y un llamado a un paro general el viernes. La oposición advirtió, asimismo, que marchará el 3 de noviembre hacia el Palacio de Gobierno si el CNE no reactiva el plebiscito.

Reuters