Bolivia critica la “falta de capacidad” de Chile para garantizar libre tránsito

El Gobierno de Bolivia acusó el jueves a su homólogo de Chile de una “falta de capacidad” para garantizar el libre tránsito de camioneros bolivianos hacia puertos chilenos debido a una nueva huelga en ese país que afectará su comercio.

El Ministerio boliviano de Exteriores expresó en un comunicado su más “enérgico reclamo” al Ejecutivo chileno y subrayó los perjuicios causados a su comercio internacional por la huelga de 72 horas de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales de Chile.

La Cancillería de La Paz señala que la huelga es una “consecuencia de la falta de capacidad del Gobierno chileno” para garantizar el cumplimiento de sus compromisos internacionales con Bolivia y para atender las demandas de sus trabajadores.

La huelga, que comenzó el miércoles y terminará este viernes, obstaculiza las operaciones de los camioneros y exportadores de Bolivia en la terminal chilena de Arica, según esos sectores.

La medida de presión “vulnera nuevamente el derecho de Bolivia al más amplio y libre tránsito por territorio chileno, para toda clase de carga, en todo tiempo y sin excepción alguna, tal como lo establece el Tratado de 1904″, asegura el Ejecutivo de Bolivia.

El citado tratado establece las facilidades que Chile concedió a Bolivia para llegar a los puertos chilenos después de que el país andino perdiera su costa en la guerra del Pacífico en 1879.

El Ministerio reiteró que estudios de la Comisión Económica para América Latina (Cepal) señalan que el 46 % de todas las huelgas realizadas en puertos de Latinoamérica en el período del 2010 al 2014 se concentró en Chile.

Según las autoridades bolivianas, ese porcentaje representa 146 días de huelga en los puertos chilenos.

Asimismo, ratifica que, ante el nuevo incumplimiento, Bolivia exige a Chile “el resarcimiento de las millonarias pérdidas económicas que viene asumiendo injustamente el pueblo boliviano”.

Según la fuente, las pérdidas se relacionan con multas de las empresas navieras, recargos por incumplimientos de contratos de exportación al no poder embarcar la carga en puerto, costos relacionados por la suspensión de actividades.

También se añaden los costos de garaje de los vehículos que se encuentran en territorio chileno, viáticos de transportistas que esperan retornar a Bolivia y pérdidas por la imposibilidad de firmar nuevos contratos de transporte, entre otros.

El Gobierno de La Paz también recuerda que los pasados 20 y 21 de octubre otra huelga de funcionarios chilenos ocasionó que alrededor de 2.000 camiones con carga de Bolivia formen largas filas en “condiciones climáticas extremas, sin acceso a baños, ni alimentación” con la vulneración de los derechos de los camioneros.

En la guerra del Pacífico, Bolivia perdió 120.000 kilómetros cuadrados de territorio y 400 kilómetros lineales de costa.

Ambos países están enfrentados en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya por la demanda marítima boliviana y por una controversia acerca de la naturaleza de las aguas del Silala, que Bolivia considera manantiales propios y Chile un río internacional al que tiene derecho.

EFE